Publicado por Grupo Tragsa el Lunes, 16 Julio 2018
La iniciativa internacional Cuatro por mil, lanzada por el gobierno francés, pretende utilizar la agricultura como método de lucha contra el cambio climático gracias a su potencial para la captación del CO2 atmosférico
Iniciativa 4 por 1.000: cómo hacer de la agricultura un aliado contra el cambio climático

Las plantas necesitan elementos nutritivos que toman principalmente del suelo para poder sobrevivir y desarrollarse adecuadamente. Para que éstos no se agoten, la agricultura emplea fertilizantes gracias a los que se obtiene un mayor rendimiento y calidad de las cosechas. Sin embargo, una mala gestión puede ocasionar efectos negativos sobre el medio ambiente, como el aumento de las emisiones de nitrógeno a la atmósfera en diferentes formas (amoniaco, óxido nitroso, gases de efecto invernadero), la contaminación por nitratos o la incorporación de metales pesados a los suelos. Por otro lado, la fertilización es fundamental para la mejora de los suelos en cuanto a sus características físicas, químicas y biológicas, y la aplicación de estos productos mejora el poder de fijación de CO2 de los cultivos.

En este contexto, el gobierno francés ha lanzado la iniciativa internacional Cuatro por mil que busca convertir a la agricultura en parte de la solución en la lucha contra el cambio climático, gracias a su potencial para la captación de CO2 atmosférico.

La iniciativa 4 por 1.000 , a la que está suscrito el Gobierno de España, tiene como objetivo mostrar el relevante papel de la agricultura en la mitigación y adaptación al cambio climático. Con el crecimiento anual de un 4 por 1000 del carbono orgánico de los suelos (COS) se pretende demostrar que un pequeño incremento en el almacenamiento de este elemento en el suelo es crucial para mejorar la fertilidad de los mismos y la producción agrícola, y contribuye a conseguir el propósito a largo plazo de limitar el incremento de la temperatura media global a un máximo de 1,5 o 2º C, marcado en el Acuerdo de París.

Actualmente, Tragsatec, empresa filial del Grupo Tragsa, da soporte al Registro de Productos Fertilizantes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), para garantizar que los productos utilizados en la nutrición vegetal o en la mejora de las características del suelo sean eficaces para la agricultura y no presenten efectos perjudiciales para la salud y el medio ambiente.

¿Quieres saber más? Iniciativa 4 por 1.000

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias