Historia #PorElClima

Publicado por Grupo Tragsa el Viernes, 19 Octubre 2018
Historia clasificada en: Historias

Un 67 % de las especies salvajes habrán desaparecido en 2020: cambio climático, incendios forestales, especies exóticas invasoras, uso insostenible de recursos naturales y contaminación son los principales peligros.

 El último Informe Planeta Vivo, publicado en 2016 por WWF, indica que en los últimos 40 años la Tierra ha perdido más de la mitad de especies salvajes. Concretamente, la cantidad de mamíferos, peces, aves, anfibios y reptiles se ha visto reducida en un 58 % entre 1979 y 2012. El último Informe Planeta Vivo, publicado en 2016 por WWF, indica que en los últimos 40 años la Tierra ha perdido más de la mitad de especies salvajes. Concretamente, la cantidad de mamíferos, peces, aves, anfibios y reptiles se ha visto reducida en un 58 % entre 1979 y 2012. Sólo la población de especies terrestres ha caído un 38 % ante la pérdida o degradación de su hábitat producida por las actividades agrícolas, la explotación forestal, la presencia de especies invasoras o la disminución de agua dulce. Desde WWF advierten que, de continuar esta tendencia, un 67 % de las especies salvajes actuales habrán desaparecido en 2020.

Recientemente, el Ministerio para la Transición Ecológica publicaba en el Boletín Oficial del Estado una lista con 32 especies pertenecientes al mundo animal y vegetal extinguidas en el medio natural español, entre ellas la foca monje, el lince europeo, el esturión o la ballena franca. El objetivo de la lista es que, en un futuro, estas especies puedan ser objeto de proyectos de reintroducción por las administraciones competentes.

Desde el Grupo Tragsa participamos en diversas actuaciones para las administraciones públicas dirigidas a la protección de la biodiversidad y la concienciación sobre el peligro que corren algunas especies. Asimismo, colaboramos en distintas iniciativas contra el cambio climático y mantenemos un compromiso permanente con el cuidado del medio ambiente, minimizando el impacto ambiental de nuestras actuaciones y gestionando con eficiencia nuestros recursos, consumos y emisiones para ayudar a construir un futuro mejor.

Algunos proyectos de protección de especies en los que la compañía colabora son muy conocidos, como los de recuperación del lince a través del Programa de Conservación Ex situ del Lince Ibérico. Gestionamos dos centros de cría en cautividad, situados en Huelva y Zarza de Granadilla (Cáceres), que se han convertido en todo un referente para la protección de esta especie en peligro de extinción.

Nuestra filial Tragsatec coordina el Life Lutreola Spain, un programa dirigido a la conservación del visón europeo en nuestro país, que desde 2014 se desarrolla en territorios del País Vasco, La Rioja, Aragón y la Comunidad Valencia, con el objetivo principal de aumentar la viabilidad de la población salvaje y crear nuevos núcleos de visón europeo en el medio natural.

Además de estos proyectos destacados, trabajamos con otras especies menos conocidas que requieren de una protección especial, como el desmán ibérico, el pinzón azul de Gran Canaria, el oso pardo o el cernícalo primilla.

Puedes consultar en nuestra web más información sobre los proyectos de conservación de la biodiversidad en los que participamos.