Historia #PorElClima

Publicado por Grupo Tragsa el Lunes, 14 Enero 2019
Historia clasificada en: Historias

Participamos en proyectos y actuaciones de seguimiento científico en nuestras reservas marinas para garantizar su protección y la regeneración de los recursos pesqueros

El cambio climático está afectando a nuestros océanos: investigamos cómo

Tan sólo el 1% de nuestros océanos cuentan con medidas de protección. Las reservas marinas son espacios protegidos cuyo objetivo principal es la regeneración del recurso pesquero y el mantenimiento de la pesca artesanal tradicional. Debido a sus características las reservas marinas son grandes laboratorios para el seguimiento de las dinámicas asociadas al cambio climático pues se ha demostrado la estrecha relación existente entre los episodios de mortandad de algunos arrecifes con el calentamiento del mar.

Actualmente, en nuestro país, son 11 las reservas marinas que dependen del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ocho en el Mediterráneo y tres en las Islas Canarias. Tragsatec, por encomienda de la Secretaría General de Pesca, presta diferentes servicios en nueve de ellas. Son las reservas marinas del Levante de Mallorca - Cala Ratjada, Islas Columbretes, Isla de Tabarca, Cabo de Palos, Cabo de Gata - Níjar, Isla de la Graciosa e islotes del norte de Lanzarote, Punta La Restinga - Mar de Las Calmas, Isla de la Palma e Isla de Alborán.

En ellas, la labor de los profesionales de Tragsatec es amplia y compleja., Contempla la realización de labores de mantenimiento, protección, coordinación, seguimiento y divulgación,  de manera totalmente adaptada a las necesidades de cada uno de estos espacios. A través de estas actuaciones, queda latente el compromiso del Grupo Tragsa con los diferentes Objetivos de Desarrollo Sostenible , concretamente con el ODS 13 de Acción por el Clima y el ODS 14 de Vida Submarina .

Aparte de incrementar la temperatura del agua, el cambio climático está afectando a nuestros océanos de diferentes formas: alterando patrones en las corrientes oceánicas, modificando la distribución de especies y contribuyendo a la progresiva acidificación del agua de mar. Promover la adaptación e incrementar la resiliencia frente al cambio climático en España y Portugal, es precisamente el objetivo del Proyecto Life Shara (Sharing Awareness and Governance of Adaptation to Climate Change in Spain).

Tamia Brito, responsable de Seguimiento Científico y Divulgación de las Reservas Marinas de Canarias, que ha participado en dicho proyecto, sostiene que tras tres lustros de protección se ha logrado una regeneración espectacular de los fondos, consiguiendo que vuelvan especies que antes no estaban y que sus tallas aumenten, y afirma que la Reserva Marina tiene que jugar un papel fundamental para crear recursos para el sector pesquero de la Isla y permitir su desarrollo.

Para conocer más sobre el Proyecto Life Shara y las iniciativas de adaptación al cambio climático, pincha en este enlace.