Historia #PorElClima

Publicado por Grupo Tragsa el Lunes, 18 Febrero 2019
Historia clasificada en: Historias

Nos sumamos al cambio del modelo de gestión de residuos actual, de carácter lineal, por una verdadera "economía circular". Pero, ¿en qué consiste la economía circular? ¿Qué ventajas tiene?

El Grupo Tragsa suscribe el Pacto por una Economía Circular

La Unión Europea produce más de 3.000 millones de toneladas de residuos al año , una situación insostenible frente a la que debemos avanzar hacia un modelo económico más sostenible y racional. Por ello, el Grupo Tragsa ha suscrito el Pacto por una Economía Circular, alineado con la Estrategia Europea de Crecimiento 2020 y con el Plan de Acción para una Economía Circular de la Comisión Europea, un modelo que propone una transición reduciendo los residuos al mínimo.

La economía circular es un modelo de producción y consumo que implica compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible para crear un valor añadido. De esta forma, el ciclo de vida de los productos se extiende.

En la práctica, implica reducir los residuos: cuando un producto llega al final de su vida sus materiales se mantienen dentro de la economía siempre que sea posible. Estos pueden ser productivamente utilizados una y otra vez, creando así un valor adicional.

Contrasta con el modelo económico lineal tradicional, basado principalmente en el concepto usar y tirar que requiere de grandes cantidades de materiales y energía baratos y de fácil acceso. La lucha contra la obsolescencia programada es también parte de este modelo.

¿Por qué avanzar hacia la economía circular?

Simplemente por el aumento de la demanda de materias primas y la escasez de recursos, ya que se trata de recursos finitos y, como la población mundial crece, la demanda también aumenta. Además, nuestro compromiso con el ODS 13 "Acción por el clima", nos exige un uso más inteligente de las materias primas de cara a reducir las emisiones contaminantes, ya que por el contrario su extracción y uso supone importantes consecuencias medioambientales, como el aumento del consumo de energía y de las emisiones de dióxido de carbono (CO2). Medidas como la prevención de residuos, el diseño ecológico y la reutilización reducirían las emisiones totales anuales de gases de efecto invernadero.

Avanzar hacia una economía más circular podría generar beneficios como reducir la presión sobre el medio ambiente, mejorar la seguridad de suministro de materias primas, más competitividad, innovación, crecimiento y empleo. ¡Y a nosotros, como consumidores, productos más duraderos e innovadores que favorezcan el ahorro económico y una mayor calidad de vida!

Pincha en este enlace para ver el vídeo: "Economía circular: Europa hace limpieza"

Si te ha esta historia y también crees que es necesario pasar a la acción en la lucha frente al cambio climático:

Mira las otras historias de acción

Comparte esta historia y ayuda a difundir la necesidad de la acción.

Únete a la Comunidad #PorElClima