Publicado por Grupo Tragsa el Martes, 17 Noviembre 2020

El Grupo Tragsa ha contratado el suministro de electricidad 100% procedente de fuentes de energía renovables para todas sus instalaciones, oficinas, talleres, almacenes y todas sus obras en todo el territorio nacional (donde se desarrolla el 99% de la actividad total de la organización).

Objetivos de la iniciativa

La iniciativa persigue varios objetivos: 

- Mejora del desempeño ambiental: Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la generación de electricidad adquirida y consumida (emisiones de alcance 2 de la huella de carbono). 

- Fomentar la compra pública responsable: Ir más allá del cumplimiento de la Ley de Contratos del Sector Público, aplicable al Grupo Tragsa como empresa pública, en la inclusión de criterios ambientales en los pliegos de contratación de la organización, poniendo en marcha el primer pliego de compra de energía 100% procedente de renovables. 

- Obtener un precio competitivo para el suministro eléctrico: A través de un único contrato centralizado para todo el consumo eléctrico de todas las instalaciones y actividades. 

- Sensibilización: Sensibilizar a toda la organización (personal laboral) de las ventajas medioambientales de la energía procedente de fuentes renovables, trasladando igualmente este mensaje a clientes (Administraciones para las que trabaja el Grupo Tragsa) y empresas colaboradoras. 

Resumen de la iniciativa

El Grupo Tragsa ha contratado el suministro de electricidad 100% procedente de fuentes de energía renovables para todas sus instalaciones, oficinas, talleres, almacenes y todas sus obras en todo el territorio nacional (donde se desarrolla el 99% de la actividad total de la organización). 

De este modo, para el periodo del 1 de noviembre de 2019 hasta el 31 de octubre de 2020, a través de un único contrato centralizado con el Grupo Iberdrola, el suministro de energía eléctrica para todo el Grupo Tragsa en el ámbito nacional procederá exclusivamente de fuentes de energía renovables y, por tanto, libre de emisiones de CO2. Estas fuentes estarán, además, garantizadas mediante las acreditaciones de garantías de origen correspondientes, expedidas por el órgano competente, que en este caso es la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. 

Se trata de una compra adjudicada por procedimiento abierto sujeto a regulación armonizada, con un importe de adjudicación de 8 millones de euros. 

Este nuevo contrato permite asegurar al Grupo Tragsa que la energía que consume proviene de fuentes de generación limpias, de tal forma que su impacto ambiental asociado a los consumos energéticos se verá sustancialmente disminuido, y se reducirá, igualmente, la huella medioambiental de la organización. 

Capacidad de reducción o absorción de CO2

En el año 2019 las emisiones totales del Grupo Tragsa han sido de 47.041 toneladas de CO2 equivalente, lo que supone una reducción del 2,2% con respecto al ejercicio anterior, es decir, 1.060 toneladas de CO2 equivalente menos. 

El gran esfuerzo realizado para la reducción de la huella de carbono en su alcance 2 es el principal responsable de esta reducción de emisiones. La finalización de las obras más intensivas en consumo de energía eléctrica y la compra de energía 100% verde, con certificado de procedencia de fuentes renovables para las oficinas e instalaciones en todo el territorio nacional, han conseguido reducir el consumo eléctrico en un 42% y las emisiones asociadas al mismo en un 58%, respecto al ejercicio anterior. Concretamente, los 4537 MWh consumidos en los dos primeros meses de vigencia del contrato de compra de energía verde evitaron la emisión de 1.406 toneladas de CO2 en 2019, alcanzándose una cifra superior a las 5.900 toneladas de CO2 evitadas a la finalización del mismo, en octubre de 2020.

Asimismo, la iniciativa ha contribuido a la reducción en 2019 de los ratios de emisiones respecto al ejercicio anterior, reduciéndose por encima del incremento en producción y en número de trabajadores, y registrándose una disminución del 10% en el ratio de emisiones por cifra de negocio hasta situarse en 0,054 t CO2 equivalente/cifra de negocio, y del 9,5% en el ratio de emisiones por empleado, situándose en 3,42 t CO2 equivalente/empleado.

¿La iniciativa está alineada con la estrategia de reducción 1,5 ºC?

Desde hace cinco años el Grupo Tragsa registra sus emisiones en el registro de huella de carbono del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITERD). Además, el pasado ejercicio dio un paso más en su estrategia contra el Cambio Climático a través de su adhesión a la Plataforma Española de Acción Climática, promovida por el MITERD y al Grupo Español de Crecimiento Verde. De este modo la organización hizo público su compromiso de reducir sus emisiones de CO2 hasta un 20% para en el año 2030, alineándose con la estrategia de reducción de emisiones y descarbonización tanto de la Unión Europea como de NNUU.

Para ello fija anualmente dentro de su sistema de gestión ambiental según la norma ISO 14.001:2015 y certificado externamente por AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación), objetivos cuantificables en las siguientes categorías: reducción de emisiones de CO2, fomento de la eficiencia energética, mejora del desempeño ambiental (reducción de consumos y residuos), utilización de materiales reciclados o biodegradables, compras responsables y movilidad sostenible. 

La compra de energía procedente 100% de renovables fue el objetivo ambiental más importante fijado en el sistema de gestión para 2019 y está contribuyendo decisivamente a la reducción de emisiones asociadas a su huella de carbono. Además, en 2020 se mantiene este compromiso habiéndose fijado como objetivo fundamental del año en curso la "reducción de las emisiones de CO2, mediante el incremento del uso de energía verde", en el que se establece el mantenimiento del contrato de energía verde 100% y se establecen los objetivos concretos de reducir el coeficiente de emisiones debido al consumo eléctrico (alcance 2) para el global del Grupo Tragsa, en un 50% sobre el obtenido en el 2019, así como en los centros del Grupo Tragsa inscritos en el Registro EMAS, en un 80% sobre el obtenido en el 2019.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias