Publicado por Hidraqua el Viernes, 08 Noviembre 2019
Hidraqua inició en el 2016, en colaboración con la Fundación Aquae, la primera campaña de reforestación de ocho hectáreas de bosque que fueron arrasadas en el incendio de mayo de 2015 en Pego y que continua con labores de mantenimiento y seguimiento.
Sembrando oxígeno en Pego

Hidraqua inició en el 2016, en colaboración con la Fundación Aquae, la primera campaña de reforestación de ocho hectáreas de bosque que fueron arrasadas en el incendio de mayo de 2015 en Pego.

El objetivo de esta iniciativa es compensar la huella de carbono generada por las empresas a la vez que se contribuye a repoblar la zona con encinas (Quercusilexrotundifolia) y coscoja (Quercuscoccifera). Se trata de especies autóctonas cuya semilla fueron recogidas en las cercanías y certificadas por los Servicios Oficiales reconociendo su origen adecuado, por ser especies resilientes y rebrotadoras, que garantizarán un bosque adecuado ante los escenarios futuros de cambio climático y resistente a incendios forestales.

  • Seguimiento y evolución de la reforestación

Durante el invierno 2018/2019 se ha realizado tareas de siembra de 300 encinas para compensar la mortalidad en las zonas con menor densidad.Además, se han realizado tareas de mantenimiento para los plantones que han sobrevivido al verano (300 plántulas de encina) y trabajos demitigación de competencia en plántulas arraigadas mediante la realización de escardas manuales,repasando los bancales.

En cuanto a la coscoja, resultó ser una especie de gran presencia antes del incendio y su carácter rebrotador ha hecho que en buena parte esté cubriendo la zona, siendo por tanto imposible distinguir losde los sembrados en 2015. La forma demuestrear estas plantas es por matas, ya que todo se llena de un tapiz de rebrotes. Así, el resultado obtenido con el muestreo aleatorio da una densidad de Quercus coccifera de 1.421 matas/ha.

Durante el invierno 2018/2019 se ha realizado tareas de siembra de 300 encinas para compensar la mortalidad en las zonas con menor densidad.Además, se han realizado tareas de mantenimiento para los plantones que han sobrevivido al verano (300 plántulas de encina) y trabajos demitigación de competencia en plántulas arraigadas mediante la realización de escardas manuales,repasando los bancales.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias