Toolbox #PorElClima

Todas tus compras, todo tu consumo, son un arma muy importante con la que cuentas para luchar contra el cambio climático y la recuperación de la economía.

Aquí te dejamos las razones más importantes que te convencerán de por qué comprar comida local:

  1. Porque es beneficioso para la economía local y el desarrollo sostenible. Comprando a los productores locales apoyas el desarrollo sostenible de sus tierras, con ingresos los agricultores permanecerán en ellas y las utilizarán para producir alimentos, aprovechándolas y dando trabajo a muchas familias diferentes.
  2. Porque los productos locales son más frescos y tienen mejor sabor. Un producto recolectado ayer tiene mucho más sabor y propiedades nutricionales que uno recolectado hace semanas y que ha sido mantenido artificialmente en cámaras.
  3. Porque así comemos productos de temporada. Al consumir productos locales comemos productos adaptados a cada temporada. Además los productos de temporada son más baratos.
  4. Porque reducimos el embalaje. Los productores ecológicos evitan materiales de embalaje y etiquetado contaminantes.
  5. Porque así impides oligopolios. Apoyar a los pequeños productores sirve para luchar contra los oligopolio y ejercer nuestro derecho a una soberanía alimentaria.
  6. Para comprar la cantidad de alimentos que realmente necesitas. En los supermercados se venden grandes cantidades y alimentos en embalajes que, en ocasiones, no se ajustan a nuestras necesidades y finalmente acaban descansando en el fondo de una bolsa de basura.
  7. Por el menor impacto medioambiental. Es importante contar con un consumo de productos de proximidad puesto que se ayuda a reducir la contaminación producida derivada por el transporte de mercancía, evitando así manipulación del producto, y un menor empaquetado, contribuyendo de esta manera a la preservación del medio ambiente.
  8. Los productos ecológicos y locales son más saludables para el consumidor y el medio ambiente. No contienen aditivos químicos perjudiciales ni pesticidas, y suponen un importante ahorro en las emisiones de CO2. Los productos ecológicos se convierten en grandes aliados en la lucha contra el cambio climático, ya que en la producción y el transporte de estos tóxicos se producen grandes cantidades de emisiones de CO2 y otros gases que fomentan el calentamiento global.

Así que, si de verdad queremos cambiar el modelo de consumo y mejorar la calidad del mismo  como también del producto debemos apostar por los productores locales ecológicos y sus productos, busquemos siempre su correcta certificación.  Algo tan sencillo y que depende de nosotros que simplemente nos beneficia a todos.

fruit 825055 640 verde

Además, si tus proveedores utilizan criterios de sostenibilidad, los clientes lo valorarán muy positivamente.