Toolbox #PorElClima

El consumo medio de agua en restaurantes es de 19,8 l/comensal, consumiendo unos 1.578,93 metros cúbicos de agua al año.

El consumo en los grifos del lavabo, en la cocina supone alrededor del 40 % del total de agua consumida en el restaurante por cada comensal, teniendo en cuenta el lavabo del servicio y el aguas gastada en la preparacion y limpieza de la comida. Utilizando dispositivos ahorradores se puede reducir hasta en un 12 %.

 

Los dispositivos más fáciles y básicos de colocar en las cocinas profesionales y baños públicos son:

Reductores de caudal: estos dispositivos se instalan en las tuberías de los lavabos o duchas para impedir que el consumo de agua exceda un consumo fijado (normalmente 8 litros/minuto frente a 15 litros/minuto para un grifo).

Aireadores: se insertan en los grifos e incorporan aire al chorro de agua, reduciendo el consumo de agua hasta en un 8 %.

Grifos con monomando: es un grifo mezclador en el que la apertura, cierre y mezcla del agua se efectúa mediante una sola palanca. Puede disponer de limitador de caudal (ahorro del agua) y regulador del campo de temperatura (ahorro energético). Es más adecuado que el grifo de ruleta convencional ya que para conservar la temperatura deseada y no tener que realizar de nuevo la mezcla agua caliente/fría se suele dejar fluir en vano el agua.

Y recuerda estos consejos básicos para ahorrar agua: 

  • Pon a punto los grifos y cisternas de agua para evitar pérdidas.
  • Acopla dispositivos economizadores en los grifos y duchas.
  • Usar una papelera en el baño evitará que tiremos continuamente de la cisterna.
  • Aprovechar el agua de lluvia para regar las plantas o instalar sistemas de riego por goteo.
  • No dejes correr el agua innecesariamente: llena la pila para fregar los platos y cierra el grifo mientras te lavas los dientes o te afeitas.