Toolbox #PorElClima

Mucha gente sabe ya que los aparatos eléctricos que se dejan en “modo de espera” o “stand by” consumen una cantidad significativa de energía. Pero todavía tenemos poca conciencia de que hay muchos aparatos eléctricos y electrónicos que consumen energía por el mero hecho de estar conectados a la corriente, aunque estén apagados y no posean “modo en espera”.

Es lo que se conoce como "consumo fantasma", se trata del consumo de electricidad de los aparatos eléctricos o electrónicos cuando no están siendo utilizados (cuando están apagados, pero conectados a la corriente eléctrica) o cuando permanecen en el denominado “modo de espera” o “stand-by”.

La mayor parte del consumo fantasma se debe al funcionamiento de la fuente de alimentación de los aparatos. La suma de los consumos de todos los aparatos electronicos, a lo largo del año genera una cifra de mayor magnitud, que tiene impacto en la factura eléctrica y aumenta las emisiones de CO2. Pero, además, es un consumo eléctrico inútil.

 

La solución en un clic

La solución es simple: desconectar de la corriente el aparato que no está siendo utilizado. Lo podemos hacer desenchufando directamente el aparato o conectándolo a una regleta con interruptor que mantendremos apagada para que con un click se puedan apagar todos jutnos cuando no se vayan a usar (por ejemplo, por la noche).

También se pueden utilizar regletas inteligentes, anti stand-by, que se pueden programar.

Una manera sencilla de calcular tu consumo fantasma es mediante esta calculadora. Ahórrate unos euros en la factura de la luz y contribuye a reducir las emisiones de CO2.