Toolbox #PorElClima

Recuerda: el primer paso para poder reducir nuestra huella de carbono es medirla.

La huella de carbono es la totalidad de gases de efecto invernadero emitidos de forma directa o indirecta en el desarrollo de nuestra actividad. La huella de carbono permite modificar los procedimientos de actuació para conseguir reducir al máximo las emisiones de CO2. Pero alcanzar la huella de carbono cero es difícil. Por eso, para ser neutro en carbono se puede compensar la huella de carbono que no se ha logrado reducir.

bar

¿Qué significa compensar el CO2 de una entidad? Consiste en la aportación voluntaria de una cantidad económica, proporcional a las toneladas de CO2 generadas por la actividad, a un proyecto que absorbe una cantidad de toneladas de CO2 equivalente a la generada por nuestra actividad.

Los proyectos en los que se realizan las aportaciones son sumideros de carbono por reforestación o que evita la emisión de una cantidad equivalente de toneladas de CO2 por medio de un proyecto de ahorro o eficiencia energética, de sustitución de combustibles fósiles por energías renovables, tratamiento de residuos o conservación de masas forestales amenazadas por la deforestación.

Los proyectos de compensación deben reducir o absorber CO2 y también contribuir a la mejora de las condiciones de vida de las comunidades donde se desarrollan, generando puestos de trabajo y mejora de servicios tanto si el proyecto se localiza en países en vías de desarrollo como si lo hace en proyectos en España.

Se pueden utilizar diversas plataformas para compensar las emisiones y convertir el establecimiento en "neutro en carbono". Busca la que mejor se acomode a tus necesidades.