Un bar/restaurante consume de media 240 KWh/m2 de electricidad. Dependiendo del tipo de instalaciones, servicio prestado, horario de apertura o tamaño del establecimiento, la iluminación representa generalmente la mitad de este consumo. Con el objetivo de lograr un consumo eficiente y por tanto una reducción del coste energético, el proyecto PYME Energy Check Up, cofinanciado por la Unión Europea (UE) a través del programa Intelligent Energy-Europe, ofrece a pymes una calculadora energética online con la que podrán obtener un diagnóstico gratuito y personalizado de su negocio. Este informe incluye las medidas de eficiencia que potencialmente pueden aplicarse en cada local.

Consejos de ahorro

Según la Home Lighting Control Alliance, atenuar las luces un 25% ahorra un 20% de la energía utilizada y prolonga 10 veces más la vida útil de la bombilla.

La regulación del nivel de la iluminación se puede hacer de dos formas:

  • A través del control de la iluminación tanto diurno como nocturno, lo que permite ahorrar un 10% de energía.
  • A través de la posibilidad de adaptar la intensidad de la luz, lo que permite ahorrar un 20% de energía.

Algunas medidas para adaptar y/o reducir el gasto en iluminacion son:

  • Sustituir la iluminación tradicional a LED conlleva ahorros importantes del 80% cuando se sustituyen por las antiguas lámparas incandescentes o halógenas, y del 50% cuando se utilizan en sustitución de las más modernas lámparas compactas de bajo consumo. 
  • Aprovechar al máximo la iluminación natural mediante ventanas. Ordenando los muebles y demas objetos de tal manera que no interrumpan la entrada de la luz natural. 
  • Pintar con colores claros los ambientes del local, con el fin de usar poca luminaria.
  • Limpia de vez en cuando los focos o lámparas. El polvo acumulado puede entorpecer la llegada de la luz y hacer que sea menos nítida y se pierda.

  • Instalar sistemas de control de la iluminación en tantas luces como sea posible. Ellos permiten ahorrar energía, ajustando las luces y su intensidad a nuestras necesidades.

Existen diferentes tipos de sistemas de control de la iluminación para interior de viviendas:

  • Detectores de presencia: son dispositivos que encienden o apagan las luces de una zona de la vivienda cuando detecta la presencia de personas.
  • Pulsadores temporizados: son mecanismos que, una vez pulsados, mantienen encendido el alumbrado durante el tiempo programado evitando dejar luces encendidas por olvido en habitaciones con escasa ocupación.
  • Reguladores de iluminación: son mecanismos que permiten variar la intensidad de la luz de una lámpara consiguiendo diferentes ambientes según nuestra conveniencia y nuestras necesidades, desde la penumbra hasta la claridad máxima, lo que racionaliza el consumo y ahorra energía.
  • Interruptores horarios astronómicos: estos sistemas cuentan con un programa especial que marca los horarios de salida y ocaso del sol de la zona geográfica donde están instalados. Se utilizan en alumbrado exterior.
  • Interruptores programables: en estos casos, los sistemas tienen controles digitales permitiendo cuatro ciclos de encendido y apagado al día. Habitualmente se utilizan por razones de seguridad cuando no hay nadie en la vivienda.