A la hora de comprar, elige las máquinas de limpieza más eficientes.

Uno de los puntos de consumo de agua sobre los que es fácil actuar y obtener resultados positivos es el caso de las operaciones de limpieza, actividad muy importante en el mantenimiento y por tanto en la que se invierten gran cantidad de horas al día. Por eso, cualquier mejora en el uso eficiente del agua se va a traducir en una importante reducción de consumo.

Máquinas limpiadoras

La opción de realizar las limpiezas manualmente supone un elevado consumo de agua frente al uso de máquinas limpiadoras.

Existe en el mercado gran cantidad de máquinas para las operaciones de limpieza (limpiadoras a vapor, fregadoras-abrillantadora, aspiradoras de agua y polvo, aspiradoras cepilladoras de polvo, máquinas de alta velocidad (limpiadora, enceradora y abrillantadora), barredoras aspiradoras, máquinas de inyección de agua a presión, fregadoras para escaleras mecánicas, máquinas limpiadoras para exterior y para interior, etc.).

Compara las prestaciones de cada una de las diferentes máquinas limpiadoras, teniendo en cuenta los siguientes factores:

  • Dimensiones de la superficie de la zona a limpiar.
  • Tamaño total del área que se tiene que limpiar (anchos de pasillos, obstáculos, etc.).
  • Consumo de recursos para cada ciclo de limpieza y la obtención de unos resultados óptimos.
  • Grado de suciedad.
  • Frecuencia de limpiezas.
  • Tipo de suelo.

Realiza un mantenimiento preventivo, incluyendo la limpieza, de los sistemas que incluye una máquina de limpieza, ya que es necesario para conseguir un uso eficiente de ésta, así como la optimización del consumo de agua y detergentes.
Calcula el grado de suciedad de la superficie que necesites limpiar en cada uso, así podrás ajustar y controlar el flujo de agua a aportar en la limpieza.
Recuerda que con una máquina hidrolimpiadora se puede realizar eficazmente la limpieza con un ahorro de hasta un 90% de agua, además de tiempo, energía y detergente.
Por ejemplo una máquina barredora-fregadora, dispone de unos cepillos giratorios y un sistema de fregado, donde el movimiento de los cepillos acompañado del aporte de agua va limpiando la superficie a la par que se recoge el agua sucia generada en un depósito adicional. Los rendimientos de estas máquinas varían en función del modelo escogido, así como el consumo de agua. Las comunmente llamadas vaporetas son productos completamente ecológicos ya que no requieren de desengrasantes ni elementos abrasivos para su uso pues están diseñadas para utilizar solo la fuerza del agua a presión.

clean 571679 1280 

Productos químicos

En las tareas de limpieza influyen tanto el consumo de agua como el consumo de sustancias químicas de limpieza. Dependiendo de la composición de éstas, así como su dosis de uso, se producirá una mayor o menor contaminación de las aguas.

  • Utiliza productos de limpieza que no sean agresivos con el medio ambiente y detergentes sin fosfato ni productos corrosivos.
  • Emplea las cantidades recomendadas por los fabricantes. El utilizar una mayor cantidad de producto de limpieza no significa una mayor eficacia.
  • Llena los depósitos de agua limpia.
  • Emplea detergentes que no produzcan espuma, ya que permitirá una mayor capacidad de almacenaje de agua sucia y evitara daños en la máquina.
  • Recuerda que un uso correcto de los detergentes y productos de limpieza hace que el consumo de agua necesaria para su eliminación también se vea reducido.

Mantén reuniones y charlas con el personal de limpieza para aplicar buenas prácticas a la hora de realizar sus actividades, ya que como parte destacada del consumo de agua, será muy útil lanzar mensajes específicos para que se involucren y participen responsablemente en la gestión del agua, como por ejemplo:

  • Cerrar los grifos mientras se realiza la limpieza.
  • Dosificar adecuadamente los productos químicos.
  • No tirar desperdicios por los sanitarios.