Toolbox #PorElClima

Historia clasificada en: Historias Movilidad

La forma más rápida y sencilla de involucrar en el ahorro tanto al cliente/usuario como a los trabajadores es actuar en el cambio de los hábitos de consumo, lo cual no requiere de ninguna inversión económica.


La motivación del personal es lo más importante. Igual de importante como que todos deban saber para qué se realizan estas acciones, el impacto que producen en el negocio y la contribución al medio ambiente. De esta manera se creará el compromiso necesario para llevarlas a cabo correctamente.

Algunos de los métodos idóneos para aumentar la concienciación en clientes y empleados pueden ser:

En temas de agua

  • Colocar pequeños carteles informativos o adhesivos.
  • Realizar encuestas a los trabajadores de la empresa, para recolectar la opinión que poseen.
  • Designar a un miembro del personal para supervisar la evolución positiva de las medidas adoptadas.
  • Mantener reuniones y charlas con el personal de limpieza para aplicar buenas prácticas a la hora de realizar sus actividades, ya que como parte destacada del consumo de agua, es imprescindible que se involucren y participen responsablemente en la gestión del agua, como por ejemplo:
    • Cerrar los grifos mientras se realiza la limpieza.
    • Dosificar adecuadamente los productos químicos.
    • No tirar desperdicios por los sanitarios.

En temas de energía:

  • Cocinar utilizando cantidades acordes para el número de comensales.

collage

En temas de consumo

  • Comprar productos a granel evita el desperdicio de alimentos, así como favorece ahorrar gasto en envases y reducir los residuos generados.

En temas de gestión de los residuos:

  • Informar de la importancia de separar lo residuos, acondicionando un contenedor para separar cada tipo en función de sus posibilidades y requisitos de gestión. De igual manera, informar también la importancia del reciclaje.

En temas de movilidad

  • Fomentar el uso del transporte público, así como de la bicicleta e incluso compartir coche entre los empleados.

Utiliza los canales de comunicación interna de la empresa, como por ejemplo el correo electrónico, para dar a conocer estos objetivos y la manera de ponerlo en marcha. Para llevar a cabo un uso correcto y eficiente en la empresa es necesario contar con la participación constante de usuarios y de empleados y lograr así un ahorro y reducir tu huella de carbono.