Ayuda para la acción

Toolbox #PorElClima

Hostelería #PorElClima

El algodón, principal materia prima utilizada en el sector textil, es un cultivo intensivo que requiere el uso de abonos, herbicidas y pesticidas químicos. Además, los tintes, lavados y demás pro-ductos que dan a la prenda el toque final, son potenciales contaminantes de las aguas, los suelos y la atmósfera conteniendo incluso, en algunos casos, sustancias tóxicas para la salud de las personas.


Por otra parte, y aunque tradicionalmente la ropa sólo se producía con fibras textiles naturales, hoy en día, se utilizan cada vez más las fibras artificiales, que se obtienen mediante síntesis química de materias primas naturales, y las fibras sintéticas, que se obtienen a partir de derivados del petróleo y que generan en su procesamiento un gran impacto ambiental.


En la elección de la ropa y elementos textiles que necesitas para tu establecimiento también puedes aplicar criterios de compra sostenible, como por ejemplo:

  • Lee la etiqueta. En el etiquetado de composición se nos informa de las fibras de las que está compuesta. El etiquetado de conservación nos da instrucciones sobre cómo deben tratarse las prendas para su mantenimiento y conservación.
  • Si la etiqueta no contiene toda la información que deseas conocer para realizar la compra, pregunta al proveedor.
  • Valora el compromiso social y ambiental de la empresa a la que estás comprando, evaluando positivamente aquellos productos textiles que cuenten con ecoetiquetas que certifiquen sus buenas prácticas en aspectos ambientales y/o sociales.
  • Busca empresas con certificaciones ambientales y sociales como la Norma ISO-14001:2004, el EMAS, la Norma OHSAS 18001 o en el sistema de gestión SA 8.000.
  • Elige tejidos naturales (lana, algodón, lino, yute, etc.) en vez de sintéticos (nylon, lycra, etc.). Son más fáciles de reciclar y menos contaminantes, tanto en su producción como en su gestión como residuo.
  • Ten en cuenta la posibilidad de comprar ropa o calzado realizado con materiales reciclados.
  • Busca en el comercio local y en talleres de jóvenes diseñadores que producen localmente.

 

Además valora la posibilidad de comprar productos elaborados por empresas de economía social, en particular aquellas que brindan oportunidades de empleo a colectivos desfavorecidos.