Publicado por LAURA FILIU PASTOR el Lunes, 02 Diciembre 2019

Aquí os dejo diez sencillos gestos que, al volverse cotidianos, contribuirán a frenar el cambio climático. NO requieren mucho esfuerzo y son un buen punto de partida.

Aquí tienes algunos sencillos y cómodos gestos para contribuir a salvar el Planeta. Porque tú también vives en él.

-           Enchufa tus electrodomésticos a una regleta y dale al botón de off. Desenchúfalos cuando no los uses. El Planeta y tu bolsillo te lo agradecerán.

-           Usa el correo electrónico para recibir la correspondencia relativa al banco y las facturas de los servicios básicos del hogar. No pidas copia de tus pagos con tarjeta en las tiendas de confianza. No imprimas TODO. Piensa si realmente lo necesitas. Ayudarás a reducir la tala de árboles y con esto a reducir el CO2

-           Apaga las luces que no utilices, baja la luz con reguladores.

-           Seca las cosas al aire. Deja que el pelo y la ropa se sequen de forma natural.

-           Dúchate en lugar de tomar un baño. Cierra los grifos para lavarte. Recoge el agua de lavar las verduras y riega tus plantas con ella.

-           Utiliza lavavajillas y lavadoras con carga máxima.

-           Compra productos locales, así evitas desplazamientos de las mercancías y promueves la economía de tu entorno.

-           Planifica las comidas para evitar el despilfarro de alimentos.

-           Usa transporte público o comparte coche. Si puedes emplea la bici o desplázate andando.

-           Infórmate e informa a tu entorno. Sigue pensando qué rutinas incorporar a tu vida para hacer de tu lucha algo cotidiano.

Gracias por escucharme. Gracias por tu ayuda.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias