Publicado por LAURA FILIU PASTOR el Domingo, 22 Marzo 2020
Cómo la pandemia provocada por el Covid-19 ha supuesto un respiro para el planeta y la conveniencia de mantener algunas de las medidas impuestas para luchar contra el virus en aras de la lucha contra el cambio.
Covid-19 : La pandemia que nos puede hacer reflexionar

La desaceleración de economía mundial ha tenido un impacto significativo en el medioambiente y se ha registrado una reducción real de la contaminación y del efecto invernadero en varios países. Es realmente dramático que la situación de enhorabuena para el planeta haya sido consecuencia de una pandemia mundial que se ha cobrado ya muchísimas vidas.

China fue el primer país en reducir sus tasas de contaminación ambiental. La concentración de dióxido de nitrógeno disminuyó entre 30% y 50% en varias de las grandes ciudades chinas, en comparación al mismo período en 2019. Además, desde el inicio de la crisis sanitaria, el pasado mes de diciembre, se consume menos carbón, petróleo y acero, lo que ha tenido un impacto favorable en la reducción de las emisiones de gas con efecto invernadero en el país.

En Italia, que en febrero se convirtió en el primer foco de infección fuera de Asia. Se está notando también desde febrero, momento en el que empezó a propagarse la infección, una mejora de la calidad del aire. Este hecho se hace particularmente visible en las once ciudades en Lombardía y Véneto, las dos provincias puestas en cuarentena al principio de la crisis. Además, la reducción de turistas y tráfico ha ocasionado que las aguas de los canales en Venecia fluyan limpias y nuevamente habitadas por varias especies de peces. En Cerdeña, los delfines han vuelto a somarse al puerto, aunque ahora ya no hay allí casi nadie para admirarlos.El Covid-19 también ha conseguido reducir la contaminación hasta un cincuenta por ciento en ciudades como Madrid y Barcelona aunque a un coste humano inasumible.

Deberíamos ser conscientes de todos estos signos de recuperación ambiental y procurar mantenerlos, tratando de evitar la vuelta al ritmo trepidante que marcaban las actividades económicas e industriales.

Muchos intentamos buscar algo positivo en esta situación de pandemia. Quizá podamos encontrarlo en la oportunidad que supone para dar un nuevo enfoque a las políticas medioambientales. Este enfoque estaría en parte motivado por haber constatado las consecuencias directas de este cambio forzoso y en parte porque tomemos por fin conciencia de que una catástrofe de estas dimensiones referida al cambio climático puede que sea fatal para la Humanidad.

Es pues necesario tomar medidas contra el cambio climático sin más dilaciones.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias