Publicado por LAURA FILIU PASTOR el Viernes, 12 Febrero 2021

Ideas de regalos para seguir cuidando del planeta en las celebraciones señaladas. Además, ofrecemos cómo hacer velas artesanas personalizadas de manera sencilla y con algunos trucos para tu regalo quede perfecto.

Cuidar el Planeta en cada gesto: ?San Valentín ecológico?

Un año más se otea en el horizonte el reto de elegir un detalle ecológico para tu pareja huyendo de la fiebre del consumo desenfrenado. Dentro de la amplia variedad de eco-regalos por los que podemos optar en este día tan especial es aconsejable elegir entre la gran oferta que encontramos en las tiendas cercanas. Con ello contribuimos a reducir nuestra huella de carbono y a mejorar la economía local.

Otra opción sostenible es el ''hazlo tú mismo'', regalos hechos con el corazón en los que se invierte además tiempo, el bien más preciado. La creatividad, conocer bien a la otra persona y todas tus habilidades entran en juego :-) Un gorro de lana tejido a mano, una bolsa hecha con retales sobrantes, un poema desde el corazón, velas, jabones, una tarjeta muy especial... son algunas buenas opciones para la fecha.

Para poner mi granito de ''eco-arena'' y quizá ayudar a los indecisos, te dejo mi ''receta'' de velas aromáticas caseras, personalizables, sencillas y útiles para perfumar ambientes.

Las puedes hacer en vaso o en lata, según lo que tengas más a mano. El envase sirve de decoración y asegura que la cera no se derrame al utilizar la vela. Yo suelo guardar los envases de cristal de cuajada, yogurt...dándoles así una segunda vida. Tengo que confesar que mi último descubrimiento es una crème brûlée de marca blanca, deliciosa y con un envase ideal ;-)

Los materiales son muy simples

  • Cera, por supuesto. Puede ser cera de abeja, que nos haya sobrado, aunque hay ceras específicas para la elaboración de velas, a la venta en cualquier herbolario.
  • Esencias. Aproximadamente un 10% del total de la mezcla. Es el perfume que se repartirá por la habitación cuando encendamos la vela, por lo que su elección dependerá de la sensación que queramos transmitir al olerlas. Podemos elegir lavanda, mi favorita, si optamos por tranquilidad y relajación, cítricos para refrescar el ambiente, etc. También podemos optar por emplear aceites esenciales en su lugar, que tienen asociadas propiedades beneficiosas para la salud. En ese caso debemos tener en cuenta que hemos de incorporar únicamente un 1% del total a la mezcla.
  • Mecha. Podemos usar una mecha encerada, de venta en herbolarios, que se coloca centrada con mayor facilidad en el interior de la vela. Su grosor dependerá del diámetro de la vela, para envases de más de 10 cm de diámetro hay que poner al menos dos mechas. Se puede colocar antes de rellenar, utilizando un portamechas o cuando el recipiente esté ya relleno con la cera y esté atemperándose.
  • Pigmentos naturales - opcional-. Se puede añadir una pizca a la mezcla y conseguir así velas en tonos diferentes. Se incorporan antes de la esencia aromática o aceite esencial. El color final de la vela es un poco más claro que el color que tiene cuando la cera está caliente.

Modo de hacerlo

1 - Ponemos la cantidad de cera necesaria en un cazo y calentamos a fuego medio. Cuando ya esté casi derretida apagamos el fuego y el calor residual terminará de fundirlo todo. Si no tenéis o no queréis dedicar un cazo a esto, podéis usar otro recipiente metálico, como una lata abierta y limpia, que sujetaréis en el fuego con unas tenazas.

2 - Vertemos la cera en un recipiente de plástico resistente o cristal, añadimos el pigmento en polvo y removemos bien. Esperamos a que baje un poco la temperatura e incorporamos la esencia o el aceite esencial y mezclamos de nuevo. Dejamos que repose un minuto para que el pigmento sobrante se vaya al fondo y rellenamos nuestro envase.

3 - Cuando se atempere colocamos una pieza de mecha encerada en el centro con ayuda de un portamechas. Una vez se enfríe por completo recortamos la mecha sobrante.

 *También podemos poner la mecha utilizando un pequeño truco. Se trata de pegarla al centro del fondo del tarro usando una tuerca y utilizar una pinza de la ropa, que colocaremos apoyada en el borde del mismo, para mantener la mecha erguida. Si el tarro es más ancho que la longitud de la pinza, podemos utilizar un palito. Después añadimos la cera despacio para mantener la tuerca en su sitio y dejamos enfriar.

4 - Podemos ahora decorar las velas según nos apetezca con rotuladores permanentes o toda clase de aplicaciones.

Sería estupendo que este 14 de febrero todos expresáramos, además, nuestro AMOR por la Tierra. ¡Feliz día de San Valentín!

  "La felicidad suprema de la vida es  tener la convicción de que somos amados" ( Víctor Hugo )

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias