Publicado por LEROY MERLIN ESPAÑA el Martes, 05 Junio 2018
El 18% del consumo eléctrico de una vivienda corresponde a la iluminación, lo que impacta no solo en nuestra factura sino también en nuestra huella ambiental. ¿Cómo hacer la iluminación de tu casa más sostenible?
9 tips para iluminar tu casa de forma más sostenible

El 18% del consumo eléctrico de una vivienda corresponde a la iluminación, por lo que una iluminación eficiente contribuye no solo a reducir nuestra factura sino que también contribuye a reducir nuestro impacto ambiental y a conservar los recursos. ¿Cómo hacer la iluminación de tu casa más sostenible? A continuación te damos 9 consejos que te pueden ayudar.

 1. La clave está en las bombillas. Sustituye las bombillas tradicionales por otras más eficientes. Una bombilla tradicional de 100W equivale a una fluorescente de 30W, a una halógena de 50W o a un LED de 15W. Pero cuidado, si queremos ser realmente sostenibles hay que adaptar cada tipo de bombilla a la habitación dónde se va a colocar y al uso que va a tener. ¿Nos sabes cómo elegir la bombilla adecuada? Consigue todas las claves aquí.

2. ¡Automatiza! Coloca detectores de movimiento en zonas de paso, pasillos o habitaciones de poco uso. Permiten automatizar el encendido y apagado de la luz cada vez que detectan la presencia o ausencia de las personas, con el consiguiente ahorro.

3. Adapta tu luz. A lo largo del día la intensidad de la luz y tus necesidades van cambiando, por lo que una buena práctica es usar reguladores de intensidad de luz para ajustar la luz a cada momento o actividad concreta. Se pueden fijar a la pared y controlar con un mando a distancia, o colocarlo directamente en el cable de la lámpara.

4. Aprovecha la luz solar. Con los motores de persiana y los toldos con sensor solar/crepuscular aprovecharás la luz y el calor del sol en invierno y evitarás pérdidas de energía en verano.

5. Limpia las bombillas. La suciedad les resta eficiencia.

6. No derroches luz. Aprovecha la luz del día y apaga las luces al salir de las habitaciones.

7. Utiliza luces directas para trabajos como leer, estudiar... y elimina las luces indirectas que suponen un mayor consumo al ser de mayor potencia.

8. ¿Fluorescentes? ¡Si, gracias! Si tienes instalados tubos fluorescentes, continúa utilizándolos, consumen mucho menos que las bombillas tradicionales.

9. Usa colores claros. Pinta paredes y techos de colores claros, potenciarán la iluminación.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias