Publicado por MagicLight Iluminación el Jueves, 27 Junio 2019
Electrodomésticos que «mueren» a los cinco años, aparatos que resulta más económico tirar que reparar, es el ciclo del consumo infinito, como resultado de la programación intencionada de los productos para acortar su vida útil OP
«Acabar con la obsolescencia es una forma de Redistribuir la Riqueza» El consumo de productos programados para morir nos cuesta entre 50.000 y 60.000

Benito Muros es presidente de la Fundación Energía e Innovación Sostenible sin Obsolescencia Programada (Feniss) y creador de la ?bombilla eterna?

En el día mundial sobre el reciclaje la obsolescencia programada debería ser un debate central ¿Cómo afecta a la generación de residuos?

Según un informe de la comisión europea en el que participé en su elaboración consumimos al año 64.000 millones de toneladas de materias primas. La naturaleza solo regenera un 50%. Lo que quiere decir que dentro de 15 ó 20 años no vamos a tener materias primas suficientes para consumir. Además generamos 35.000 millones de toneladas en residuos por culpa de la obsolescencia programada. La fórmula del crecimiento permanente esta destruyendo el planeta por tanto es vital la eliminación de la obsolescencia programada.

Occidente ha  convertido África en un vertedero; Ghana y Nigeria son los basureros de Europa.

Efectivamente es allí donde van a parar los residuos a pesar de los tratados internacionales que impiden esta práctica. Se envían contenedores como si fueses productos de segunda mano pero la realidad es que el 85 % de la basura electrónica no sirve para nada.

La basura tecnológica es un grave problema ¿Que consecuencias tiene para la salud además de para el medio ambiente?

No se recicla ni el 15 % de lo que se consume y la basura tecnológica tiene materiales muy tóxicos que son absorbidos por la tierra y el agua contaminando el agua de consumo. Por tanto es un problema de salud y de agotamiento de las materias primas

¿Qué es la obsolescencia programada?

Son unas practicas empresariales que se iniciaron en los años 30´ provenientes de los EEUU que consiste en acortar la vida útil de los productos deliberadamente para vendernos una y otra vez las mismas cosas. En los años 30 el 50% de la riqueza estaba en el 50% de la población y hoy en el 2018 el 92% de la riqueza está en un 8% de la población. Estas practicas empresariales hacen que cada vez los ricos sean más ricos y los pobres más pobres.

¿Cuánto nos cuesta la obsolescencia programada?

El consumo de productos programados para morir nos cuesta entre 50.000 y 60.000 ? a lo largo de nuestra vida. Además ese consumo la mayoría de las veces está financiado con lo cual alimentamos a la banca con los intereses bancarios endeudándonos. La banca no genera empleo porque externaliza la producción a terceros países y tampoco genera riqueza porque está en paraísos fiscales.

El consumo de productos programados para morir nos cuesta entre 50.000 y 60.000 ? a lo largo de nuestra vida.

¿Acabar con la obsolescencia es una forma de Redistribuir la riqueza?

Sin duda, porque además del ahorro también se crearían puestos de trabajo estables porque las fabricas no se tendrían que ir a otros países y no sería necesario trabajar una jornada de 8 horas con la actual robotización de la producción. 

¿Es posible refutarlo con una ley como en Francia? 

En Francia se ha regulado bajo la directiva del 2014 de la Unión Europea. El problema es que las multinacionales invierten miles de millones de euros en ocultar la obsolescencia programada. Hay algunos procesos abiertos. En Italia, la comisión de competencia ha multado a Apple y Samsung por la obsolescencia programada en las baterías.

Se puede regular con una ley o ampliando la ley de garantías de 2 a 5 o incluso 10 años disminuyendo así la generación de residuos. Evidentemente hacen falta leyes que promuevan la fabricación de productos que sean reparables, no sólo que tengan una vida útil más larga, para que su coste de reparación no sea superior a la compra de uno nuevo.

¿Qué es ISSOP?

Es un sello que otorgamos en la Fundación Feniss que quiere decir: Innovación sostenible sin obsolescencia programada . Se otorga a aquellas empresas o instituciones que trabajan con un decálogo completo que incluye la fabricación de objetos sin obsolescencia programada, pero también que promueven la igualdad, que no tienen cuentas en paraísos fiscales?El sello es totalmente gratuito pero debe cumplirse a rajatabla el decálogo

Recortes Cero incluye en su programa el fin de la obsolescencia programada. ¿Acabar con la obsolescencia programada es necesario para impulsar una nueva política ecológica que impulse un desarrollo sostenible?

Es fundamental. La obsolescencia programada es lo que determina el modelo de crecimiento permanente. Sin eliminarlo no es posible cambiar el modelo económico ni pasar a un modelo sostenible. 

 

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias