Publicado por POPSICASE el Lunes, 25 Mayo 2020

¿Qué hacer con tu vieja funda de móvil cuando ya no la usas? POPSICASE, la funda con mango hecha en Barcelona a partir de redes de pesca, ha puesto en marcha una iniciativa que consiste en recibir sus fundas usadas y reutilizar íntegramente el material para hacer fundas nuevas. Se trata de un proceso de economía circular inédito hasta ahora.

POPSICASE es una funda de móvil que tiene dos características fundamentales: su materia prima 100% reciclada, procedente de deshechos como redes de pesca en desuso y chatarra de aluminio, y su sistema de mango plegable patentado mundialmente.

Esta iniciativa, nacida hace 3 años de una start-up con sede en Barcelona, acaba de lanzar el POPCYCLING, una llamada a la acción que consiste en incentivar el reciclaje de sus propias fundas usadas con el fin de reutilizar completamente el material que hay en ellas para hacer nuevas POPSICASE, demostrando que es posible un sistema de producción y consumo basado en la economía circular y sentando un precedente en el uso responsable de los plásticos

Las redes de pesca como materia prima para fabricar objetos

Las redes de pesca se renuevan constantemente. Hasta hace muy poco estas redes, en su mayoría hechas de nylon, se tiraban a los contenedores de basura y eran tratados como deshechos, aumentando la contaminación de nuestros suelos y mares. Sin embargo, ahora estas redes se recogen en puertos de la costa catalana se lavan, se clasifican, se trocean, se funden y se convierten en un material resistente, un polímero 100% reciclado que hemos bautizado con el nombre de NET VIVA:

POPCYCLING o destrozar la vieja funda para hacer una nueva sin generar residuos

Pero el proceso no se acaba aquí. El material NET VIVA, como muchos otros plásticos, no se degradan con el uso y pueden ser reutilizados como materia prima para otros usos. María José Pedragosa, co-fundadora de la startup comenta: "Vimos que había gente que volvía a comprar una POPSICASE para otro modelo de teléfono, lo cual implicaba que debía desechar la anterior. Investigamos y comprobamos que era del todo posible reutilizar el material de las fundas usadas mezclándolo en un porcentaje del 20% con la poliamida "virgen" proveniente ya de redes de pesca. Así que ofrecimos a nuestros "Popsilovers? un 25% de descuento sobre POPSICASE nuevas si nos enviaban su vieja funda por correo. Nuestra sorpresa ha sido que la gente ha respondido muy bien porque hemos recibido ya más de 100 en un mes".  El objetivo de la empresa es ser un ejemplo en este tipo de procesos y demostrar que desde las empresas se puede potenciar la producción y uso responsable de los plásticos. El proceso se recoge en un vídeo aquí:

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias