Se consiguen ambientes más confortables e importantes ahorros adaptando la iluminación a las necesidades de estos y dando preferencia a la iluminación localizada.