Publicado por Rocío Roche Balet el Martes, 24 Julio 2018

Este fin de semana fuimos con mis hijos a pasear por la montaña. Vimos que en el camino había basura y decidimos recogerla. Se lo pasaron genial y se llevaron un premio. 

 Si acostumbramos a nuestros hijos no solo a no tirar basura en la natualeza, sino a recoger la que hay por ahí tirada, sentaremos las bases de un futuro mejor para todos. ¿Te animas a hacer lo mismo?

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias #HéroesyHeroínas