Toolbox #PorElClima

Recientemente, reguladores y actores de primera magnitud en el sistema financiero han lanzado la voz de alarma respecto al impacto del cambio climático sobre los activos reales y financieros.

Las Conferencias de las Partes de Naciones Unidas en París (COP21) y Marrakech (COP22) elevaron el nivel de consenso de la comunidad internacional respecto al cambio climático y la necesidad de combatirlo con acciones coordinadas a nivel global que garanticen resultados a largo plazo, con independencia de la coyuntura política.

Se plantea la necesidad de un cambio de paradigma que facilite la transición a una economía de bajo carbono que pueda hacer compatible el progreso con la sostenibilidad, el desarrollo con la conservación de nuestro entorno. Esto exigirá una importante transformación económica, social y tecnológica que implicará mitigar importantes riesgos y movilizar ingentes recursos financieros.

En este contexto, el Instituto de Estudios Bursátiles (IEB) presentó el 31 de marzo de 2017 el estudio ?Cinco claves financieras contra el cambio climático? , realizado bajo la dirección de Manuel Gómez Gutiérrez-Torrenova.

El informe resalta las siguientes cinco claves financieras contra el cambio climático:

  1. El atractivo de las inversiones verdes en un contexto de bajos tipos de interés.
  2. La transición hacia una economía de bajo carbono no resulta tan cara y supone un gran negocio.
  3. Nuevos instrumentos financieros específicos.
  4. El riesgo financiero sistémico de una transición tardía y brusca.
  5. Progresiva descarbonización de carteras en el mercado de capitales.