El Mont Blanc y su entono se han convertido en un símbolo del cambio climático por el retroceso de los glaciares y los cambios en los ambientes de montaña  de los Alpes.  Desde hace 10 años, CREA Mont-Blanc desarrolla  un programa de monitoreo ambiental, Impactos del Cambio Climático en la Biodiversidad de las Montañas (CLIMB), y se ha asociado con la empresa Orange para diseñar una solución TIC que mejore los métodos de recolección y recuperación de datos. Se ha construido el Observatorio de la Biodiversidad y del Cambio Climático del Mont Blanc, que ha automatizado el control de temperaturas, patrones de nieve y comportamientos de la fauna y la flora en el área de estudio.

El Observatorio de la Biodiversidad y el Cambio Climático es una solución TIC que, a través de sensores automáticos que funcionan en lugares de difícil acceso para los científicos, transmite automáticamente datos que ayudan a planificar estrategias de adaptación para proyectar mejor la evolución del paisaje a corto, mediano y largo plazo. Proporcionar a los responsables de la toma de decisiones los resultados del modelado de los paisajes futuros ayudando en la comprensión a largo plazo de los impactos del cambio climático, facilitando la formulación de estrategias de adaptación.

Las estrategias de adaptación son fundamentales para responder a los impactos climáticos y para implementar acciones que protejan los ecosistemas, los hábitats y prevenir la pérdida de biodiversidad. En este sentido, reunir a científicos, políticos, ciudadanos y empresas privadas en el ámbito del Observatorio permite concienciar sobre la cuestión y tomar decisiones compartidas de adaptación a nivel local y de alcance global para el macizo.

El sistema permite a los ciudadanos contribuir al monitoreo del Mont Blanc a través de CLIMB. El uso de la herramienta ayuda a entender el ecosistema de montaña, los impactos del cambio climático y la necesidad de adoptar estrategias de adaptación. Para los visitantes y turistas, ofrece una visión concreta del cambio climático, junto con la comprensión de las capacidades de adaptación de la fauna y flora de las montañas y el papel que desempeñan las actividades humanas en la evolución de los ecosistemas de montaña. En gran medida, el valle de Chamonix depende del turismo. Y la nieve y los paisajes naturales son las piedras angulares de esta economía. El programa involucra voluntarios locales para participar en el proceso científico, lo que los convierte en una parte de la solución en la lucha contra el cambio climático.

Página web de la iniciativa

Historias sobre acción #PorElClima: Este proyecto es una de las 19 iniciativas transformadoras ganadoras de los premios climáticos Impulso para el Cambio de NNUU 2017.