En el hogar, en la oficina, en el centro educativo, tenemos muchos aparatos eléctricos y electrónicos que siguen consumiendo pequeñas cantidades de electricidad, incluso cuando están apagados o quedan en modo de reposo (stand-by). La suma de los consumos a lo largo del año genera una cifra de mayor magnitud, que tiene impacto en la factura eléctrica y aumenta las emisiones de CO2. Pero, además, es un consumo eléctrico inútil.

La solución en un clic

Junto al televisor, habitualmente, se tienen otros aparatos como reproductores de DVD, decodificadores de TV, grabadores digitales con disco duro, cadenas de música, barras de sonido, altavoces, consolas de videojuegos, etc. Lo mismo ocurre con el ordenador y los periféricos asociados.

La suma de los consumos en stand-by puede suponer un elevado consumo de energía eléctrica. Para evitarlo, apagando completamente los aparatos, tenemos que hacerlo desde el interruptor, si lo tienen. En estos casos, también se puede utilizar una regleta múltiple con interruptor, y tenerlos conectados, para que con un click se puedan apagar todos juntos cuando no se vayan a usar (por ejemplo, por la noche o cuando salimos de casa).

STAND BY

También se pueden utilizar regletas inteligentes, anti stand-by, que se pueden programar.

Ten en cuenta, por ejemplo, que el uso de una regleta en la que se conecte un televisor LED de 40?, un decodificador de televisión satélite, un DVD y una videoconsola de última generación nos puede suponer un ahorro de unos 17 ? al año.