Toolbox #PorElClima

Compartir

El modelo de vida actual está generando que, cada vez más, se utilicen productos desechables que reducen, por ejemplo, los tiempos de limpieza y, en principio, aumentan la comodidad. Sin embargo, la producción de nuevos materiales, que en ocasiones no pueden ser reciclados o no se separan y se disponen para el reciclaje, supone un consumo de energía considerable. Además, la vida útil corta de algunos productos genera implicaciones negativas como el consumo de materiales como el petróleo, del que se obtienen los plásticos de muchos productos, para en ocasiones realizar un único uso. Esto produce en ocasiones un mayor coste a largo plazo aunque en un primer momento pudiera parecer que ahorramos en el material: Si se analiza el ciclo de vida de muchos productos, los procesos de reutilización generan mayores ventajas.

productos desechables

Además, muchos productos, que se denominan coloquialmente de “usar y tirar”, no se gestionan de manera adecuada como residuo. Es habitual desecharlos como basura y no separarlos para depositarlos en los contenedores adecuados que permitan su reciclado.

Piensa en el uso que vas a realizar de los productos desechables y busca alternativas para su uso. Algunos consejos:

  • Se puede evitar el uso de productos de usar y tirar: platos, vasos, cubiertos, etc. Sustitúyelos por manteles, platos y vasos realziados con materiales lavables o reutilizables.
  • Sustituye productos de un solo uso por otros reutilizables: mecheros, bolígrafos, cartuchos de tinta y toner reciclados, etc.
  • Elige pilas recargables.
  • Salvo que sea necesario para preservar la calidad del producto evita que lo envuelvan.
  • No utilices bolsa de plástico sino es necesario, no las solicites en las tiendas y centros de consumo.
  • Insiste al dependiente en que no te envuelvan los objetos que has comprado, salvo que sea imprescindible.
  • Indica en tu buzón que no quieres recibir publicidad.
  • Guarda los papeles de regalo y úsalos de nuevo.
  • Utiliza las dos caras de una hoja de papel cuando escribas.
  • Utiliza envases retornables cuando sea posible.
  • Cuando vayas a la compra no olvides llevar tu carro de la compra o la bolsa de lona o malla. Rechaza las bolsas que no necesitas o, en su caso, reutiliza las bolsas que ya te han dado.