Desde 2004 (tras la ola de calor de 2003) se activa cada verano en España el Plan Nacional de actuaciones Preventivas de los efectos de los excesos de temperaturas sobre la salud , publicado en la página Web del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar social, con el objetivo de prevenir y reducir los efectos negativos que el calor excesivo tiene sobre la salud de los ciudadanos, especialmente entre los colectivos más vulnerables, como ancianos, niños, enfermos crónicos y personas socialmente más desfavorecidas.

La exposición a temperaturas muy elevadas puede provocar problemas de salud como calambres, deshidratación, insolación, golpe de calor (con problemas multiorgánicos que pueden incluir síntomas de diversa gravedad, como inestabilidad en la marcha, convulsiones, etc.). Los factores de riesgo asociados con la exposición a altas temperaturas que se consideran en este Plan Nacional son de naturaleza personal (edad, estado de salud, hábitos de consumo de determinadas sustancias, etc.), ambiental, laboral o social (marginación, aislamiento,  condiciones laborales y de habitabilidad, etc.) y local (como la demografía y la climatología de cada lugar). 

En este Plan se establecen las medidas para reducir los efectos asociados a las temperaturas excesivas y para coordinar a las instituciones de la Administración del Estado implicadas.  Además, se proponen acciones preventivas que puedan ser realizadas por las Comunidades Autónomas y la Administración Local, en función de los niveles de riesgo por exceso de temperatura asignados. 

Los niveles de riesgo considerados en el Plan se mantienen en 4, desde la ausencia de riesgo (nivel de riesgo 0, verde) a riesgo alto (nivel 3, rojo). Estos niveles se basan en las temperaturas umbrales máximas y mínimas establecidas, que se aprueban  por una Comisión Interministerial creada para la aplicación efectiva del Plan.

Diariamente, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) proporciona las temperaturas máximas y mínimas esperadas para ese día y las predicciones para los cuatro días siguientes. Esas temperaturas se proporcionan para cada una de las 52 capitales provinciales en el mapa diario de niveles de riesgo.

PNAT mapa2018

El Plan permanece activado desde el 1 de junio hasta el 15 de septiembre con seguimiento en los quince días previos y el mes posterior a este período para, en el caso de que se produzcan temperaturas anormalmente altas, poder adelantar o mantener activo el Plan.

En la Web del Plan se recogen también una serie de medidas generales , concretamente:

Otra de las actividades incluidas en el Plan es la monitorización de la mortalidad diaria. El Sistema de Monitorización de la Mortalidad Diaria, MoMo , gestionado por el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, tiene por objetivo identificar las desviaciones de mortalidad diaria observada con respecto a la esperada según las series históricas de mortalidad y comunicar al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad las desviaciones significativas de mortalidad para su investigación o para la puesta en marcha de las medidas de control oportunas.