El primer paso para poder reducir nuestra huella de carbono es medirla. Tanto para su uso en el ámbito personal como en el profesional existen diversas herramientas online para calcular la huella de carbono (pincha en el enlace). La huella de carbono permite la toma de decisiones para modificar los hábitos de consumo de energía, de productos, de movilidad, etc. y reducirla. 

En este sentido hay que subrayar que el coche es el medio de transporte que más utilizamos y representa un 12% del consumo total de la energía que realiza una persona (el gasto medio en combustible de una familia es de 1200 euros al año). Y para calcular la huella de carbono asociada a los trayectos que realizamos Google ha lanzado una extensión de Chrome que permite calcular la emisión de CO2 al utilizar Google Maps.

HC googlemaps

 

Con la aplicación, que se puede descargar de manera gratuita, añadimos a Google Maps una nueva utilidad a las ya habituales (como el tiempo que vamos a tardar en llegar a un lugar o las alternativas de recorridos existentes). Carbon Footprint for Google Maps permite que, al buscar una ruta en Google Maps, junto a la información del trayecto, como los kilómetros recorridos o el tiempo en completarla, nos facilita la huella de CO2 que emitiremos realizando ese trayecto con nuestro coche para cada recorrido (existen otras extensiones para hacer el cálculo de un trayecto en tren o en avión). De esta manera, además de conocer la huella de carbono generada en el trayecto podemos ajustar nuestras necesidades de movilidad en función de las emisiones de CO2, analizando la posibilidad de ajustar el trayecto para reducir las emisiones.

La aplicación, además, permite ajustar los datos específicos del vehículo usado en el trayecto para concretar lo máximo posible la huella de carbono del trayecto.

HC googlemaps 1