Toolbox #PorElClima

Compartir

En el año 2014 se generaron 24 millones toneladas de residuos urbanos de los cuales más del 8% corresponde a envases domésticos (envases de plástico, latas, bricks, y envases de papel y cartón). El mejor residuo es el que no se genera. En este sentido, en nuestros hábitos de compra podemos tener en cuenta una serie de prácticas que pueden evitar la generación de residuos.

Ten en cuenta estas posibilidades en tus compras:

  • Utiliza envases retornables cuando sea posible.
  • Busca productos que no estén sobreenvasados. Revisa al comprar los productos el tipo de envase y si es reutilizable o reciclable, evita los envases y embalajes innecesarios.
  • Utiliza si es posible envases de mayor capacidad y evita los de uso mini o individualizado.
  • Se puede evitar el uso de productos de usar y tirar: platos, vasos, cubiertos, etc. Sustituye manteles, platos y vasos de papel por materiales lavables o reutilizables.
  • Salvo que sea necesario para preservar la calidad del producto evita que lo envuelvan.
  • No utilices bolsa de plástico si no es necesario, no la solicites en las tiendas y centros de consumo.
  • Utiliza bolsas de basura de plástico reciclado o bolsas compostables fabricadas con almidón de maíz en vez de plástico.

Y utiliza los sistemas de recogida selectiva para reintegrar en el circuito del reciclaje los residuos generados.

Más información: