Toolbox #PorElClima

Compartir

En España se generan unos 25 millones de toneladas de residuos urbanos. Cada español produce al año alrededor de 600 Kg de basura y un 44% de los residuos domésticos son orgánicos.

Separar y reciclar la fracción orgánica evita la generación de metano por la descomposición de esta materia en los vertederos. El metano es un gas de efecto invernadero con un potencial de calentamiento global entre 21 y 25 veces mayor que el CO2.

Existen dos alternativas para la reutilización de los residuos orgánicos:

  • La valorización energética que consiste en producir biogás (una mezcla de gases formada por un 99% de metano y dióxido de carbono entre otros) que se puede usar como combustible para producir electricidad o calor.
  • La fabricación de compost que puede ser utilizado como abono sustituyendo el uso de fertilizantes químicos, reduciendo la emisión de óxidos de nitrógeno, gas de efecto invernadero con un potencial de calentamiento global unas 300 veces mayor que el CO2 . De cada 100kg de basura orgánica se obtienen 30 kg de compost. Además. una capa de entre 5 cm y 10 cm de compost facilita la conservación de la humedad de la tierra y puede reducir el consumo de agua entre un 30% y un 70%.

contenedor marron

Además de separar la fracción orgánica se puede preparar compost doméstico consiguiendo una reducción de los residuos urbanos y las emisiones de CO2 asociadas al transporte de los mismos y a su tratamiento en vertederos.

compost