Toolbox #PorElClima

Compartir

Hay que tener en cuenta que sólo el 14 % de la energía utilizada por un horno eléctrico estándar se destina a cocinar los alimentos. En el caso de los hornos de gas la cifra baja al 6 % y el horno microondas, sin embargo, utiliza el 60% de la energía para cocinar (siendo, por lo tanto, el más eficiente).

Ten en cuenta algunos consejos para el ahorro de energía al utilizar el horno:

  • Al comprar el horno, busca que sea de la clase más eficiente (A, A+, A++).
  • Cuando está funcionando, no se debe abrir el horno salvo que sea necesario. Cada vez que se abre, se pierde alrededor del 20 % de la energía acumulada en su interior.
  • Se puede aprovechar al máximo la capacidad del horno calentando varios alimentos a la vez.
  • Hay que tener en cuenta que si la cocción de los alimentos es superior a una hora no hace falta precalentar el horno.
  • Se puede apagar el horno antes de finalizar la cocción de los alimentos para utilizar el calor residual.

Más de la mitad de las viviendas en España disponen de horno microondas. Estos son algunos de los consejos para ahorrar energía en su uso:

  • Utilizar recipientes de vidrio para cocinar.
  • Colocar los alimentos cortados y no enteros ya que se cocinaran más rápido.
  • Se puede apagar el horno microondas antes de la finalización de la cocción de los alimentos aprovechando su propio calor.
  • Se debe limpiar el microondas de cualquier resto orgánico que pueda quedar en su interior para evitar que la radiación electromagnética que emite el microondas se aproveche en la cocción de los alimentos.