Los problemas relacionados con el clima dominan los cinco principales riesgos en términos de probabilidad de la próxima década. Las temperaturales globales están en camino de aumentar 3 ºC a final de siglo, el doble de la temperatura límite que los expertos advierten para evitar problemas mucho más severos económica, social y medioambientalmente.

Los impactos a corto plazo del cambio climático se suman a una "emergencia planetaria" que incluye:

Pérdida de vida. Más y más especies se están extinguiendo, pero no solo perdemos animales y plantas, también experimentamos pérdida de vidas humanas debido a la intensificación y mayor frecuencia de los desastres naturales, y a que los problemas de salud se acentúan.

- Estrés en los ecosistemas. Los océanos aumentan su temperatura por momentos, además de las tormentas y su acidificación. A medida que los glaciares y las capas de hielo se derritan, aumentará el nivel del mar llegando a inundar zonas costeras urbanas. La descongelación del permafrost podría liberar todo el carbono almacenado y provocar graves consecuencias.

- Crisis de alimentos y agua. El rendimiento de los cultivos disminuye debilitando la capacidad de duplicar la producción de alimentos en 2050. Y aumenta la escasez de agua, que ya afecta a una cuarta parte de la población mundial.

- Aumento de la migración. De 2008 a 2016, más de 20 millones de personas al año han sido forzadas a abandonar sus hogares por factores climáticos como inundaciones, tormentas, incendios forestales y altas temperaturas. 

- Exacerbación de tensiones geopolíticas. A medida que el cambio climático cambia de forma la seguridad y el acceso a los recursos, la tensión entre los países aumentará. Se crean nuevas vulnerabilidades en ciertos estados y regiones y su posición en el sistema internacional también cambiará. 

- Impactos económicos. El estrés económico mundial y los daños por desastres naturales ya están costando miles de millones de $. Aquellos países con economías más pequeñas y pobres sufrirán peores consecuencias.