Los manglares son un ecosistema esencial en Malasia ya que sirven de protección en la costa y en las riberas de los ríos ante riesgos metereológicos y ambientales. Pero, debido a la tala ilegal, los incendios, la contaminación del suelo y los cultivos marinos, en los,múltimos 10 años se ha perdido el 50% de la cubierta de manglares.

 

La empresa Ericsson ha puesto en marcha un proyecto, Manglares Conectados, el primero de estas caractéristicas en el mundo, que combina los datos en la nube, la conexión de máquina a máquina y la banda ancha móvil para ayudar a las comunidades locales en Selangor, Malasia, a gestionar mejor el crecimiento de nuevos árboles jóvenes de mangle. A través de voluntariado, se plantaron mangles que han sido equipados con sensores para monitorear la información en tiempo real de las condiciones de suelo y clima, incendios, los niveles de agua y cualquier intrusión de terceros para garantizar un crecimiento positivo y la reforestación del manglar. Los datos se compilan y se envían directamente a un sistema en la nube donde los usuarios, como los agricultores, ONG, analistas y autoridades, pueden tener acceso a la información para actuar de manera temprana.

 

El proyecto  es un ejemplo de cómo las TIC pueden facilitar y ayudar a la mejor restauración de los manglares y, de este modo, ampliar la capacidad de absorción de emisiones de CO2 del bosque, además de consolidar el papel de protección de los residentes a los desastres naturales.

 

Página web del proyecto mangares conectados

 

Historias sobre acción #PorElClima: Este proyecto es una de las 13 iniciativas transformadoras ganadoras de los premios climáticos Impulso para el Cambio de NNUU 2016.