Publicado por Luisa Abreu el Viernes, 29 Enero 2021

Reflexionar sobre la importancia de este reto exige aprender cómo elegir y usar las principales herramientas para el cálculo, reducción y compensación de emisiones de CO2, como son el Real Decreto 163/2014, el GHG Protocolo y la ISO14064-1.

La Neutralidad de Carbono: factor determinante para la recuperación y competitividad de las PYMES

Para afrontar con éxito los desafíos de la triple crisis mundial, logrando la recuperación económica, el crecimiento del empleo y más bienestar para todos, se tendrá que apoyar la recuperación de las PYMES, principal fuerza motriz de nuestra economía y sociedad.

Este reto solo será viable si los objetivos de neutralidad climática ocuparen un lugar central en:

  • los modelos de gestión adoptados (transición del modelo lineal hacia la economía circular),
  • los proyectos de neutralidad/adaptación puestos en marcha (nuevos procesos, fuentes de energía renovables, materiales incorporados y productos/servicios sostenibles),usando las mejores tecnologías disponibles que permitan la descarbonización, 
  • los presupuestos de inversión a corto y medio plazo (que podrán beneficiarse de fondos dedicados a la economía circular y a la neutralidad de carbono ? fondos Next Generation EU).

Llevar los objetivos globalmente fijados para el horizonte 2030 de la esfera gubernamental al tejido empresarial, compuesto por un 99,8% de pymes, permitirá no solamente lograr los compromisos asumidos para reducir las emisiones de GEI, sino optimizar los consumos de energía, materias primas, agua y otros recursos, permitiendo ahorros económicos significativos.

¿Estarán las pymes preparadas para alcanzar la neutralidad?

Porque hay que medir para transformar, el primer paso para alcanzar la neutralidad es el cálculo de la huella de carbono. Los siguientes serán el establecimiento de un plan de acción que permita reducirla y, por último, cuando ya no se pueda reducirla más, entablar un plan de compensación.

Así dicho parece fácil, pero empecemos por el principio; es decir, explicando lo que es la huella de carbono y las diferentes normas/herramientas que se pueden utilizar para calcularla, reducirla y compensarla.

¿Qué es la huella de carbono?

La huella de carbono de una organización es la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) provenientes por efecto directo o indirecto de la actividad de dicha organización.

El análisis de la huella de carbono abarca todas las etapas del desarrollo de la actividad de una empresa, pudiendo emplearse como indicador ambiental global de la actividad, como punto de partida para establecer y poner en marcha un plan de reducción del consumo de energía o para certificación y obtención de un sello de sustentabilidad bajo normas reconocidas nacional y/o internacionalmente.

También se pueden calcular las huellas de carbono de productos/servicios o eventos. El cálculo para las organizaciones se hace en una base anual, mientras que, en los otros casos, se aplica el ciclo de vida.

Ventajas

Medir la huella de carbono permitirá a las pymes:

  • Mejorar la eficiencia y reducir los costes mediante la disminución del consumo de energía.
  • Satisfacer las exigencias de descarbonización de los clientes y mercados.
  • Cumplir con los requisitos de contratación verde de las administraciones públicas.
  • Prepararse para la futura legislación sobre gases de efecto invernadero, que será mucho más exigente y abarcará muchos más sectores de actividad.
  • Influir en su cadena de suministro para que cumpla con los objetivos de descarbonización.
  • Comprometer a sus empleados, involucrándolos en planes de reducción y/o compensación de las emisiones de CO2.
  • Demostrar su responsabilidad ambiental y social, ante clientes y sociedad.
  • Acceder a fondos de financiación verdes.

¿Cómo reducir la huella de carbono y alcanzar la neutralidad?

La reducción de la huella de carbono está asentada en 3 pilares fundamentales:

  • eficiencia energética,
  • energías renovables, 
  • cambio de modelo de negocio (transición del lineal a lo circular, a lo largo de todo el ciclo de vida).

Para poner en marcha proyectos empresariales para reducir la huella de carbono existen varias vías posibles, de acuerdo con la norma o referencial elegido por la empresa, como se verá a continuación.

Registro de huella de carbono MITECO: cálculo, reducción y compensación

En 2014, encuadrado en el objetivo nacional de reducción de emisiones de CO2, fue creada la herramienta nacional de Registro de Huella de Carbono, publicada en el  Real Decreto 163/2014  de 14 de marzo.

El objetivocde esta normativa es fomentar el cálculo y reducción de la huella de carbono de las organizaciones, así como de promover los proyectos que mejoren la capacidad sumidero de España.

La inscripción de una huella de carbono y su compromiso de reducción se rige por los siguientes criterios básicos:

  • El tipo de huella de carbono a inscribir corresponde a la huella de carbono de organización.
  • El alcance mínimo necesario para la inscripción corresponde a las emisiones de gases de efecto invernadero de alcance 1y 2. En todo caso, se anima a calcular las emisiones del alcance 3; éstas también pueden ser inscritas.
  • Todas las emisiones correspondientes al alcance 3 y las de alcance 1 y 2 en el caso de organizaciones no pymes o pymes que cuenten con emisiones de proceso, deberán estar verificadas por un tercero independiente.
  • Su organización debe disponer de un plan de reducción de la huella de carbono.

En la página web de MITECO, podéis encontrar información detallada, así como los factores de emisión actualizados y una serie de calculadoras (básica, ayuntamientos, agrícola, absorciones y reducción), para llevar a cabo el cálculo de la huella de carbono.

Cuando una organización se inscribe en el registro, recibe un certificado de inscripción y el derecho al uso de un sello. Este sello permite distinguir, conforme detalla y ejemplifica el guía de interpretación:

  • El nivel de participación de la organización en el Registro: si calcula su huella, ha conseguido reducirla o si ha compensado toda o parte de ésta.
  • El año al que corresponde este nivel de participación..

Estándares más utilizados en el cálculo de la huella de carbono: similitudes y diferencias

Los estándares más comúnmente utilizados para calcular la huella de carbono de una organización son:

  • El Protocolo GHG, que es la herramienta internacional más utilizada para el cálculo y comunicación del Inventario de Emisiones.
  • La ISO 14064 parte 1 Cuantificación e informe de las emisiones de gases de efecto invernadero para las organizaciones,  coadyuvada por la ISO 14069, que proporciona orientaciones para aplicar la primera.

Al implementar cualquier de estos estándares, la empresa podrá obtener una declaración de verificación de una entidad tercera, que certificará su conformidad y acceder a un sello de huella de carbono.

Cabe destacar igualmente  PAS 2050 , una especificación BSI para uso público creada en colaboración con Carbon TrustDefra y otros expertos, reconocida actualmente como el mejor modelo para la evaluación de emisiones de GEI del ciclo de vida de un producto/servicio.

Etapas principales de un proyecto de de la huella de carbono  

  1. Análisis de situación: identificación de las fuentes emisoras de GEI; mapeo del proceso, de proveedores y subcontratados; selección del enfoque de cuantificación y categorías.
  2. Recopilación de datos : diseño de herramientas para la recopilación de datos de actividad, datos de emisión, etc; obtención y tratamiento de los datos.
  3. Cuantificación de las emisiones de GEI y cálculo de la huella de carbono:  selección y justificación de una herramienta de cálculo que minimice al máximo la incertidumbre de las estimaciones y produzca resultados lo más precisos posible; cuantificación de las emisiones y obtención de la huella de carbono de la organización; análisis de los resultados.
  4. Elaboración del informe que incluye: caracterización de la empresa, objetivos, inventario de emisiones de GEI, por actividades y alcances; metodología utilizada para el cálculo de la huella carbono, incertidumbre asociada, factores de emisión, etc; presentación de los cálculos y resultados.
  5. Planes de reducción y/o compensación, en función de los resultados obtenidos.

Como hemos visto anteriormente, calcular la huella de carbono es tan solamente el punto de partida para establecer un plan de reducción y empezar el camino de nuestra pyme hacía la neutralidad de carbono.

Concluida esta etapa, debemos llevar a cabo proyectos que permitan:

  • Aumentar la eficiencia energética (e. cambiar hábitos de consumo, instalar sistemas digitales inteligentes, sustituir la caldera por una bomba de calor más eficiente).
  • Pasar a las energías renovables (e. sustitución de combustibles como el gasóleo o el gas, por biomasa, en las calderas; instalación de paneles solares).
  • Asegurarse de que está comprando energía renovable a la red (certificado EAC) u otros que permitan reducir nuestra huella de carbono.

Casi todas las acciones anteriore, suponen un ahorro energético y por tanto un ahorro económico.

Ejemplos de compañías que han incluido la descarbonización en su modelo de negocio:

  • Grupo Matarromera, primera empresa española en calcular la huella del carbono.
  • CVNE, primera bodega española en conseguir la doble huella ambiental (carbono y agua).
  • Santander, carbono neutral en 2020.
  • Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, según el modelo de registro del ministerio, en 2018 ha reducido en 586,1 toneladas sus emisiones de CO2 mediante la optimización energética en el transporte de equipajes y otras iniciativas.
  • Danone, en su negocio de aguas ha reducido entre 2015 y 2019, un 17,5% de sus emisiones, lo equivalente a 700.000 árboles absorbiendo CO2 durante 10 años. Mientras que, en el negocio de lácteos, ha reducido un 17,3%, lo equivalente a 3M árboles absorbiendo CO2 durante 10 años.

En el ámbito del proyecto Lean&Green se destacan:  Alfil Logistics CapsaFood Chep España DHL España DIA España Grupo Eroski GBFoods ,  Heineken España ,  IMCD Iberia Leroy Merlin España Lidl España Mahou San Miguel SAICA TaisaLogistics  y  Unilever España .

Un buen indicador del esfuerzo que están poniendo las compañías españolas en su proceso de descarbonización es el aumento de empresas nacionales que aparecen en el listado Clean 200, un ranking que evalúa las 200 compañías de todo el mundo que cotizan en la bolsa y que lideran el camino para la transición energética hacia modelos más limpios, sostenibles y renovables.  Así, en el último ranking de 2019, se encuentran Siemens GamesaAccionaEDP RenováveisAbengoaSacyr y Amadeus IT Group.

Por último, se destacan las pymes y micro empresas, como Calzados FAL ? CHIRUCA® Erre Ese, que han obtenido el sello completo de MITECO.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias