Publicado por Exposición y Conservación de Alimentos (Exkal) el Lunes, 16 Noviembre 2020

Integración de criterios ambientales en el diseño, construcción, equipamiento y operación de la nueva planta desarrollada por la compañía.

Objetivos de la iniciativa

Minimizar el impacto de nuestra actividad en el cambio climático y contribuir a la recuperación verde de la economía, gracias a la integración de criterios ambientales en el diseño, construcción, equipamiento y operación de la nueva planta desarrollada por la compañía, disminuyendo el consumo energía, agua y materiales, mediante un enfoque de ciclo de vida. 

Resumen de la iniciativa

Cuando Exkal constató la necesidad de crecimiento de su planta de producción en la localidad de Marcilla (Navarra), entendió que la única manera de acometer la misma era desde criterios de sostenibilidad y eficiencia. Por todo ello se ha procedido a la evaluación de las distintas inversiones atendiendo al rendimiento ambiental a lo largo de su ciclo de vida, teniendo en cuanta el uso eficiente de recursos como la energía, los materiales y el agua. 

Las medidas implantadas para conseguirlo son: 

  • Implantación de un segundo centro de transformación, en paralelo con el existente, para acercarlo a los nuevos focos de consumo y así evitar las pérdidas por conducción en baja tensión. Este aspecto reduce de manera muy importante los consumos de energía, las ineficiencias energéticas y por extensión las emisiones CO2. 
  • Instalación de 500 kWp en una primera fase de desarrollo del proyecto, aspirándose a un total de instalación de 1.000 kWp, lo que supondrá una generación anual estimada de más de 750.000 kWh y un ahorro estimado de 144,8 Tm de CO2/año en la primera fase. 
  • Instalación de un aljibe de captación de agua de lluvia con una capacidad de 280m3 con la finalidad de utilizar los mismos para el uso sanitario e industrial dentro de la planta y como medida de prevención de incendios. 
  • Diseño de las nuevos laboratorios y salas de ensayo mediante refrigerante R-744 (CO2). El R-744 respeta el medio ambiente, ya que tiene un potencial de agotamiento de ozono igual a cero y un potencial de calentamiento atmosférico (PCA) mínimo. Además, tiene unas excelentes propiedades termodinámicas y utiliza poca energía en sus procesos, por lo que resulta idóneo para la actividad I+D desarrollada por la compañía. 

Capacidad de reducción o absorción de CO2

- 144,8 Tm de CO2/año en la primera fase de instalación de las placas solares, con la posibilidad de duplicar esta cantidad. 

- 40% de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en Laboratorios y Salas de ensayo mediante el uso de refrigerante R-744.

¿La iniciativa está alineada con la estrategia de reducción 1,5 ºC?

Actualmente la compañía ha decidido estructurar la instalación de paneles solares en toda la nueva planta en dos fases. Finalizada la segunda fase, la compañía espera ser neutra en cuanto a las emisiones de CO2. 

Asimismo, la compañía apuesta como valor diferencial de sus productos e instalaciones por el ecodiseño, obteniendo importantes reducciones en emisiones de gases de efecto invernadero y mejorando de manera notable la eficiencia energética de sus productos.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias