Publicado por ADIF el Martes, 12 Noviembre 2019

Esta iniciativa pretende desarrollar el suministro e instalación de un sistema inteligente que permita el diseño, parametrización, programación e implantación de estrategias de ahorro energético en la operación del tráfico ferroviario en líneas de Alta Velocidad, consiguiendo la primera red energética ferroviaria inteligente.

El desarrollo de esta iniciativa comenzó en enero de 2018 y se prevé su finalización en diciembre de 2021.

En la situación actual, el suministro, control y gestión de la energía ferroviaria en el sistema de energía de tracción (Traction Power System, TPS) se realiza de una manera unidireccional. Los sistemas de adquisición de datos (SCADAs) monitorizan y controlan el proceso desde la conexión a la red de transporte o distribución de energía. Este aspecto no es óptimo desde el punto de vista de la gestión, pues no se toman decisiones en tiempo real que permitan ser más eficiente. Actualmente, los trenes de Alta Velocidad que circulan por la red española lo hacen con sistemas ATP/ATO, sin ningún tipo de consigna automática que optimice su consumo de energía.

Para reducir el consumo de energía final de tracción en una línea ferroviaria y las emisiones de CO2, podría actuarse sobre dos aspectos:

a) Sobre el tren, mediante la introducción de sistemas de control embarcados que, en función de su posición y tipo de recorrido, indiquen al maquinista cómo optimizar el consumo de energía.

b) Sobre el TPS (Traction Power System), mediante la introducción de sistemas de control centralizados que, en función de las condiciones de tráfico, limitaciones de velocidad, de las incidencias vigentes en la explotación, de la configuración eléctrica del TPS, del entorno climatológico, etc., permitan implantar estrategias de ahorro energético y consignas de conducción eficiente en un determinado sector eléctrico.

El ahorro energético que está previsto conseguir con la implantación de la Red inteligente en las líneas de Alta Velocidad supondrá una reducción de las emisiones de unas 23.500 toneladas de CO2 al año. Asimismo, Rail Smart Grid contribuye, entre otros, al Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 13 de Naciones Unidas, relacionado con la lucha contra el cambio climático.

El proyecto recibió el premio a la innovación para la eficiencia energética EnerTIC, en la categoría Smart Grids de 2018.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias