Historia #PorElClima

Publicado por BBVA el Viernes, 16 Noviembre 2018
Historia clasificada en: Historias

BBVA movilizará 100.000 millones de euros hasta 2025 para luchar contra el cambio climático e impulsar el desarrollo sostenible.

BBVA ha anunciado su estrategia de cambio climático y desarrollo sostenible  para contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y alineada con el Acuerdo de París sobre el Clima. Este 'Compromiso 2025', que ayudará al Banco a alinear su actividad con el escenario de calentamiento global de no más de 2ºC y lograr un equilibrio entre la energía sostenible y las inversiones en combustibles fósiles, está basado en tres líneas de actuación: financiar, gestionar e involucrar.

BBVA se compromete a movilizar 100.000 millones de euros en financiación verde, infraestructuras sostenibles, emprendimiento social e inclusión financiera. Y trabajará para mitigar los riesgos ambientales y sociales y minimizar así los impactos directos e indirectos potencialmente negativos. Además, BBVA involucrará a sus grupos de interés para promover de forma colectiva una mayor contribución del sector financiero al desarrollo sostenible.

En su compromiso para gestionar los recursos ambientales y sociales y minimizar los potenciales impactos negativos directos e indirectos, BBVA se compromete a que el 70% de la energía que contrate a partir de 2025 sea renovable. Al mismo tiempo, se marca como objetivo reducir un 68% sus emisiones directas de CO2 con respecto a 2015.

BBVA está adherido a la 'Science Based Targets Initiative' y se ha comprometido con la 'RE 100 Initiative', que supone alcanzar el 100% de energía renovable en 2030, un objetivo que ya cumple hoy en España. En esta línea, se publican las  normas sectoriales  que permiten abordar las cuestiones de sostenibilidad específicas de sectores con especial impacto ambiental y social (minería, energía, infraestructuras y 'agribusiness') y proporcionar orientación clara sobre los procedimientos a seguir en la gestión de clientes y transacciones en estos sectores. Estas normas incorporan el Compromiso sobre Derechos Humanos con el que BBVA cuenta desde 2008 y que ha sido actualizado recientemente.

BBVA se compromete a involucrar a todos sus grupos de interés para impulsar de forma colectiva la contribución del sector financiero al desarrollo sostenible. Por su magnitud, los retos derivados de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y del calentamiento global sólo es posible conseguirlos con el compromiso decidido de todos. Ello exige concienciación, conocimiento compartido, llamada a la acción, diálogo y alianzas con todos los grupos de interés así como participación en iniciativas internacionales y sectoriales que sumen esfuerzos. Para ello, BBVA debe jugar un rol clave al representar a la banca europea en el Comité Directivo Global del foro de finanzas sostenibles de Naciones Unidas (UNEP FI).

En los últimos dos años cuatro fuerzas han cambiado radicalmente las consideraciones sobre sostenibilidad y han hecho que los desafíos ambientales y sociales ganen relevancia en los modelos de negocio de las instituciones financieras. En primer lugar, la inclusión de la sostenibilidad en la agenda global es ya un hecho y además existe una oportunidad clara de mercado: los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) supondrán un mercado de 12 billones de dólares al año y una inversión anual esperada de entre 5 y 7 billones hasta 2030. En tercer lugar, existen inversores con equipos especializados en sostenibilidad y el compromiso que los bancos tienen con ellos es cada vez mayor. Y por último, la regulación, tanto la obligatoria como la recomendada, se ha intensificado y es cada vez más exigente.