Publicado por Saray el Domingo, 20 Octubre 2019
Me he propuesto un reto, mejorar mis acciones para conseguir un mundo más sostenible. Cada mes me planteo tres nuevos cambios que voy contando en el blog eco.elinvernaderocreativo.com
Me he propuesto un EcoReto

Hola, soy Saray, fundadora de  El Invernadero Creativo un blog sobre DIY, arte, creatividad (y algunas cosas más) que si aún no conoces, tienes que pasarte ya mismo a echar un vistazo a todas las cosas interesantes que comparto por ahí. Hace poco abrí un nuevo blog  https://eco.elinvernaderocreativo.com/ para compartir un reto personal por el medio ambiente. 

Siempre me ha preocupado mucho el cuidado del medio ambiente y he intentado, dentro de mis posibilidades, ser una persona respetuosa con la naturaleza. Aún así, últimamente me he parado mucho a reflexionar sobre el mundo en el que vivimos, sobre las noticias que día tras día aparecen en los medios de comunicación y sobre qué hago yo, (hacer de verdad) por proteger y ayudar a conseguir un mundo más sostenible. Las respuestas no han sido muy alentadoras y llevo meses  sintiendo que no estoy haciendo todo lo que podría pero, el otro día ocurrió algo,  una situación aparentemente insignificante, que hizo que dejara de reflexionar y me pusiera en acción. Os contaré una historia.

Mi historia en el supermercado

En medio de este proceso de reflexión decidí intentar reducir al máximo las bolsas de plástico que uso para el supermercado (algo que parece estar de «moda», de eso ya hablaremos). Un día, en el supermercado, llevaba en mi cesta pescado fresco que venía envuelto en un papel de estraza y en una bolsa de plástico. Al pasar por caja la cajera quiso darme una nueva bolsa de plástico para meterlo, yo ya llevaba las mías, de tela, y le dije que muchas gracias pero que no era necesario. En ese momento ella me dijo algo como

«el problema no se va a solucionar porque tú no cojas esta bolsa hoy, deben tomar medidas desde más arriba» y le contesté «llevas toda la razón, aún así prefiero que no me la des».

Entonces pensé? sí, es cierto, esta mujer lleva toda la razón pero ¿Qué valor tiene dentro del sistema las acciones individuales de cada ciudadano? ¿De verdad podemos contribuir o hacer algo para cambiar las cosas? o ¿ Es necesario que se tomen medidas institucionales y obligar a las empresas? o ¿Las empresas tomarán medidas de forma voluntaria? ¿De qué sirve que yo no coja esta bolsa de plástico hoy? ?. como veis son muchas y muy variadas preguntas, no voy a enrrollarme ahora a contestarlas todas (pues para abordar todos estos temas he creado este blog entero) pero sí os diré, que a raíz de todas ellas he concluido que creo firmemente en que individualmente podemos contribuir en conseguir un mundo más sostenible de muchas formas diferentes. No puede ser una lucha en solitario, obviamente, pero que con los pequeños gestos de muchas personas conseguiremos grandes cosas. 

Voy a cambiar el mundo, este es mi reto. 

Después de esta conclusión decidí que iba a hacer todo lo posible para ayudar al medio ambiente y comencé a plantearme, de forma realista, qué podía hacer. Primero valoré que cosas podría cambiar en mi día a día y así de primeras se me ocurrió: reducir el consumo de plástico, utilizar productos de limpieza respetuosos y utilizar productos ecológicos y respetuosos con el medio ambiente con mi peque cuando nazca. Después se me empezaron a ocurrir un montón de cosas más y llegó un momento en el que me sentí un poco abrumada ¿Cómo iba a hacer todo esto? ¿Es posible?

Pues bien, aquí llegó mi idea. Me he propuesto tener una vida más sostenible cumpliendo todos esos retos que he mencionado y otros muchos pero, para conseguirlo, no puedo cambiarlo todo de un mes para otro, creo que para hacerlo de una forma realista requiere un cambio de hábitos en mi vida y para ello este reto personal requiere que sea un proceso, degradado, que empiece de menos a más y poco a poco. Así comienza mi ECORETO. Os voy a contar algunos detalles que he estado pensando.

Objetivos

El objetivo final es, individualmente convertirnos en una familia con el menor impacto posible en el medio ambiente y de manera más global, colaborar en la medida de lo posible en promover el respeto por el medio ambiente y las acciones para un mundo más sostenible.

Más en concreto, a corto y medio plazo mis objetivos son:

  • Cambiar mis hábitos domésticos y hacerlos más sostenibles.
  • Comenzar mi nueva etapa de maternidad con una perspectiva ECO, es decir, hacer las cosas bien desde el principio.
  • Inspirar a otras personas con este reto para que se unan a él o descubran cosas nuevas.
  • Educar al futuro peque en el respeto por el medio ambiente.

A largo plazo

  • Además de todo lo anterior.
  • Contribuir y participar en la lucha por el medio ambiente.
  • Promover acciones o unirme a otras acciones con este mismo fin.

Qué cosas voy a hacer

  • Cambiar mis hábitos de consumo planteandome pequeños retos cada mes. Por ejemplo, el primer mes dejar de comprar fruta en el supermercado y comprarla en fruterías locales, que no te obligan a usar bolsas de plásticos o dejar de comprar agua embotellada. El mes dos, empezar a usar productos de limpieza respetuosos? etc etc (lo iré viendo poco a poco).
  • Crear este blog para compartir mi experiencia, mis descubrimientos, noticias interesantes, ideas, tutoriales y otras tantas cosas que iré añadiendo.
  • Publicar al menos un post al mes y todo el contenido que pueda, sin presiones.
  • Ir entrando poco a poco en el mundo eco (sin obsesionarme, de una forma realista) e ir planteando nuevas acciones, objetivos y pequeños retos en el futuro.

Comienza la aventura

Y creo que estoy en un momento vital lleno de cambios perfecto para hacer un punto y a parte y comenzar esta nueva etapa con buen pie ¿Que no voy a hacerlo perfectamente siempre y va a ser difícil? ¿Que me voy a enfrentar a muchas barreras, muchos prejuicios y muchas conversaciones incómodas? ¿Que me voy a convertir en esa chica rara obsesionada con el medio ambiente? Lo tengo claro, pero también tengo muy claro que este es un camino de ida necesario para nuestro futuro, no el mio, sino el de todos.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias