Publicado por Víctor Viñuales el Viernes, 22 Noviembre 2019

Ya vale de postergar. Antes muchas personas no hacían nada porque  no creían en el cambio climático. Ahora hay muchas personas que no hacen nada efectivo para combatir el cambio climático porque creen que el cambio climático es imparable.

¡Ahora!

Ya vale de postergar. Antes muchas personas no hacían nada porque  no creían en el cambio climático. Ahora hay muchas personas que no hacen nada efectivo para combatir el cambio climático porque creen que el cambio climático es imparable.

Son dos enfoques distintos con idéntico resultado: NO HACER NADA

Ahora en España se celebrará dentro de muy poco la Cumbre del Clima, la COP25. Y es muy cierto que los gobiernos del mundo van arrastrando los pies, retrasando y retrasando las decisiones precisas para frenar la emergencia climática que vivimos.

Pero también es muy cierto que las excusas florecen por las aceras de las calles y MUCHAS  empresas no hacen  sus deberes climáticos, MUCHOS ayuntamientos y administraciones públicas no hacen sus deberes climáticos, MUCHAS entidades sociales y ONGs no hacen sus deberes climáticos, MUCHOS centros escolares no hacen sus deberes climáticos, MUCHAS parroquias no hacen sus deberes climáticos, MUCHOS medios de comunicación no hacen sus deberes climáticos... y MUCHAS personas no hacemos TODOS  nuestros deberes climáticos.

pancartass cambio climarico.png

La celebración de la Cumbre del Clima en Madrid deber ser  un punto y aparte en esta senda de excusas y de postergación. Se acabó, nos debemos decir. No solo debemos ser hospitalarios anfitriones de un encuentro mundial  y organizar muchos y buenos eventos, debemos, de una vez,  asumir  como adultos responsables nuestros deberes climáticos.

¿Y cuáles son nuestros deberes climáticos? En el fondo es algo sencillo: Asumir, en la enorme reducción de emisiones que hay que hacer, nuestra cuota parte, la misma cuota parte que tuvimos y estamos teniendo en la generación del enorme problema del cambio climático.

Y lo debemos hacer como se hacen las cosas relevantes de la vida: con esperanza y coraje.

Este contenido es una Historia #PorElClima, encuentra más historias en: Historias