Historia #PorElClima

Publicado por Zulema Sánchez el Lunes, 30 Noviembre -0001
Historia clasificada en: Historias

Hacer senderismo es una forma placentera de disfrutar de la naturaleza y practicar un deporte adaptado a cualquier edad y estado físico. ¿Qué puede mejorar esta un día de sendero por el medio natural? Tú.

El sendero más limpio que cuando llegas

Ayer acompañamos a un amigo a conocer el Parque Natural y Nacional de Doñana. Para ello elegimos el Sendero Dunar, que parte de la playa de Matalascañas y te adentra en un sistema de dunas que van desde las embrionarias y móviles a aquellas más maduras, donde la vegetación de mayor porte abraza con sus raíces y contiene el avance de la arena. Al ser un día entre semana el sendero está poco transitado, sin embargo, existían rastros que evidenciaban la presencia de otros seres: huellas de conejo, de ¿lince?, caminos creados por el paso de todoterrenos y más o menos... basura. 

Está estupendo ir a nuestro entorno natural con la conciencia de no ensuciarlo y traernos la basura que llevamos. Pero, ¿y si damos un paso más y de camino, nos traemos alguna de la que ha llegado allí sea por otros humanos o por otros medios? Nos remangamos las mangas y todo el sendero de vuelta fuimos recogiendo, sobretodo plásticos que se encontraban a uno y otro lado del sendero señalizado. 

Animo a la comunidad, a contagiarse de esta iniciativa, de manera que cada visita a la naturaleza, sea para ella motivo de alegría ya que al salir, le tiramos la basura.