Historia #PorElClima

Publicado por Equipo #PorElClima el Miércoles, 18 Abril 2018
Historia clasificada en: Historias #CienciayTecnología

Esta variedad, originaria de Australia y las islas del Pacífico, ha invadido los bosques de Galicia y ha abierto una polémica entre la población.

La gran oportunidad que supone el eucalipto para el mercado de la silvicultura ha provocado su expansión en los bosques de Galicia. Una especie forestal proveniente de Australia y las islas del Pacífico que fue traída a España por su rápido crecimiento y alta producción de papel. Debido a su imponente irrupción en el terreno forestal ha alzado una gran controversia en cuestión al peligro que conlleva su propagación para el ecosistema.

La realidad de esta planta es que representa el 3% de la superficie forestal española y el 17% de la gallega. Los dos tipos de eucalipto que predominan en la comunidad son el Eucaliptus globulus y el Eucaliptus nitens, posteriormente introducida. 

La llegada de estas variedades ha traído consigo el empobrecimiento del suelo y la sustitución de numerosas especies autóctonas. El eucalipto es una especie vegetal que necesita un alto porcentaje de los recursos hídricos subterráneos, lo que agudiza las causas de los incendios en la comunidad. La conflictiva historia de los incendios en Galicia y Portugal, como el de Pedrógão Grande, intensifica la disputa sobre la expansión del eucalipto. La gran cantidad de combustible, las condiciones meteorológicas y la eucaliptización de los bosques, acentúan el riesgo de incendios en el Noroeste de España. Los ecologistas reivindican medidas de control para esta especie tan invasora que trae consigo graves consecuencias.

A pesar de los inconvenientes medioambientales, el eucalipto mueve una gran cantidad de dinero dentro de la industria de la madera y genera un alto número de puestos de trabajo, directa e indirectamente. Los intereses empresariales han expandido su explotación hasta llegar a más de 425.000 hectáreas de bosque. 

Este año ha surgido de nuevo el polémico debate del eucalipto con el informe del Comité Científico de Flora y Fauna Silvestres del Ministerio de Agricultura, en el que se afirma la capacidad invasora de esta especie. Sin embargo, los opuestos intereses entre los ecologistas y los empresarios imposibilitan el acuerdo entre ambas partes. 

Mientras unos consideran imprescindible llevar a cabo un control para evitar la homogenización del paisaje y la reducción de la diversidad autóctona, los otros focalizan su interés en los beneficios económicos de estas plantas.

Para tener más información sobre la cuestión recomendamos la lectura del artículo escrito por Luis Alfonso Gil Sánchez en el blog del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes "A vueltas con el eucalipto y su carácter invasor".