En diciembre de 2015 se produjo un hito histórico y global en la lucha frente a la crisis climática. En la Conferencia de las Partes celebrada en París (COP21), la ONU impulsó el Acuerdo de París para marcar un objetivo claro: hacer todo lo posible para que la temperatura global del planeta no suba por encima de 1,5 ºC a finales de siglo. Y casi un año después, el 4 de noviembre de 2016, el Acuerdo de París entró en vigor, tras ser aceptado por más de 195 paises.

Para cumplir el Acuerdo es necesaria la acción global, de todos, los países, los políticos, las empresas, las organizaciones, los ciudadanos? que vayan encaminados hacia una economía baja en carbono y actúen para establecer los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos en la Agenda 2030.